Opinión

Alivia la tensión en la espalda

 

Bienvenido a tu columna sobre yoga. Esta segunda semana de febrero donde los corazones y las alusiones al amor serán frecuentes, nosotros nos vamos a dedicar a adecentar un poquito nuestra postura corporal abriendo el corazón. Porque la postura corporal influye en nuestro ánimo es importante comprender una buena pose.

Vamos a conocer la postura de la esfinge, también conocida en sánscrito como salamba bhujangasana. Una asana de yoga para abrir los hombros, la parte alta de la espalda y la zona del pecho.

Salamba bhujangasana es la prima más amable, apacible y accesible de la postura de la cobra, que según el maestro Sivananda es una de las doce posturas básicas que aportan mayores beneficios al cuerpo y la mente.

Salamba significa ‘soporte’, ‘suelo’. Bhuja significa ‘serpiente’. De aquí y de la forma que adopta el cuerpo al realizar esta postura, que hace recordar a Egipto, que se traduzca como la postura de la esfinge.

La postura de la esfinge es una postura más accesible debido al apoyo de los antebrazos y a que se suaviza la curvatura lumbar. Es ideal para preparar al cuerpo para posturas de mayor extensión de columna. Al ser más suave es por lo tanto recomendable también para principiantes.

¿Cómo realizar la postura de la esfinge?

  • Vas a partir de la posición boca abajo con los empeines y la frente apoyados.
  • Los antebrazos se apoyan de tal forma que las manos quedan aproximadamente cerca de las orejas.
  • Las piernas están separadas algo más que el ancho de tus caderas.
  • Toma conciencia de tu respiración y en la próxima inhalación elevas el pecho y la cabeza hacia el frente.
  • Mantén la postura de tres a cinco respiraciones conscientes.

Beneficios de salamba bhujangasana:

  1. Fortalece la musculatura de la espalda.
  2. Alivia la tensión en la espalda después de tu teletrabajo.
  3. Abre los hombros y contrarresta la posición hacia delante de estos cuando estamos con el ordenador.
  4. Alivia el estrés y la fatiga.
  5. Fortalece brazos y hombros.
  6. Vigoriza el corazón.
  7. Estimula los órganos abdominales y mejora la digestión.
  8. Levanta el estado de ánimo.
  9. Ideal para principiantes.

Practicar la esfinge de forma regular con una respiración lenta, amplia y consciente va a mejorar y sanear tu postura corporal. Así que si quieres tener una postura limpia, practica y practica. No esperes a encontrarte mal para empezar a practicar yoga. Aquí te dejo el enlace del vídeo.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

 

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba