Castilla y León

La hostelería muestra su hartazgo por los nuevos cierres

Afirma que es "la crónica de una muerte anunciada" para el sector

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid calificó este lunes la situación del sector como «insostenible» y reflejó su «hartazgo» ante la actitud «pasota» que la Junta de Castilla y León está teniendo, según su criterio, con la hostelería, al «no tener en cuenta» ninguna de sus propuestas ni de las «posibles soluciones» planteadas por el sector al Gobierno autonómico, que por su parte anunció hoy nuevas medidas que incluyen el cierre del interior de la hostelería en determinadas localidades en lo que para el sector es «la crónica de una muerte anunciada».

 

«No se puede mantener un negocio cerrando un mes, abriendo diez días y luego cerrando otros quince», explican en un comunicado remitido a Ical desde la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid, desde la que se critica «las formas» de la Junta así como los «cambios en los criterios» para aplicar las medidas restrictivas, que desde el sector achacan a «una auténtica incapacidad» del Gobierno autonómico «agravada por centrarse solo y exclusivamente en la hostelería».

Y es que, para el sector, es incomprensible que el Consejo Interterritorial de Salud recomiende cerrar los interiores de los establecimientos de hostelería cuando se superen los 150 casos de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes «basándose en datos que cada vez son más contradictorios y que, en el caso de ser ciertos, nunca demuestran que la hostelería sea la culpable de ese ritmo de incidencia».

Se trata, para la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, de una medida «claramente política» para enfrentarse a «las políticas sanitarias de Madrid», que según la asociación «están demostrando ser las mejores para equilibrar el aspecto sanitario con el económico».

Porque para la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid, su sector «genera control» como «forma más segura de tener controlada la expansión del virus», por lo que la nueva decisión de la Junta de Castilla y León «vuelve a ser un torpedo en la línea de flotación del sector», ya que la capacidad de resistencia económica de muchos establecimientos hosteleros «es prácticamente nula» y su posibilidad de subsistencia «se va a agotar».

«Llevamos desde octubre con la comunidad cerrada y adoptando medidas drásticas, una semana sí y otra también, sin bajar un ápice los contagios», señalan desde el sector hostelero, afirmando que se encuentran «muy hartos» de la «escasa capacidad de gestión» para llegar al equilibrio sanitario y económico, y piden a la consejera de Sanidad que explique «los estudios realizados para constatar que estas situaciones son producidas por la hostelería».

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba