fbpx
Castilla y LeónPortada

Mañueco, que abrió el ocio nocturno, ahora culpa de los contagios a Sánchez

Pide que se restablezca la obligatoriedad de la mascarilla, cuando apenas nadie la dejó

Hace dos semanas, la Junta de Castilla y León se sumó a la revuelta de las autonomías del PP contra la decisión del Gobierno para limitar el horario del ocio nocturno a las tres de la mañana, porque «no era el momento de poner restricciones». El Gobierno cedió y cada región hizo lo que quiso, que en el caso de Castilla y León consistió en eliminar prácticamente las restricciones y solo quedó la limitación del aforo interior al 75% sin nadie que lo controlara.

 

Nos encontrábamos a un paso de la nueva normalidad, pero solo dos semanas después estamos inmersos en la quinta ola, con los contagios desbocados entre los menores de 29 años, con el riesgo de que la expansión del virus genere problemas sanitarios incluso a pesar del avance de la vacunación.

En este contexto, el Gobierno y las comunidades autónomas se reúnen este miércoles, y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, cuyo gobierno propuso el martes recuperar el toque de queda para que fuera el Gobierno quien asumiera el coste de la decisión de cerrar el ocio nocturno de nuevo, intenta desviar el foco de atención.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, descartó la propuesta de Castilla y León, por considerar que las comunidades disponen de instrumentos suficientes para controlar la situación. Y este miércoles, Mañueco vino a culpar de la quinta ola a la decisión del Gobierno de eliminar la obligatoriedad de usar la mascarilla en exteriores donde se puede guardar la distancia de seguridad, y «exigió» que su uso vuelva a ser obligatorio, como si eso hubiera impedido los contagios masivos en los centros de ocio nocturno que el ejecutivo autonómico abrió de par en par y se jactó de la decisión.

Además, Mañueco reclamó al Gobierno «más vacunas», a sabiendas de que eso depende de las que reciba la Unión Europea de las farmacéuticas y del reparto posterior entre países. Ya en España, las que llegan, cuya cantidad no decide el Gobierno, se reparten entre las regiones según los criterios establecidos y conocidos por todos y que Mañueco utiliza para hacer política cuando tiene que tapar los errores de su gestión.

«Los jóvenes están demostrando una generosidad y solidaria al ser los últimos en recibir la vacuna», ha destacado el jefe del Gobierno autonómico, quien ha agradecido ese esfuerzo y les ha pedido disculpas por no poderles vacunar aún «por falta de dosis». No aprovechó la ocasión para disculparse con ellos por hacer todo lo que estuvo en su mano para que se contagiaran a un ritmo vertiginoso en solo dos semanas. “Ponemos todas las vacunas que nos llegan, pero no son suficientes”, ha sentenciado ahora que el mal ya está hecho.

A la vista de la evolución de los últimos datos, Fernández Mañueco ha pedido «un último esfuerzo de los jóvenes para protegerse del virus». Menos mal que sí ha habido vacunas para los abuelos y padres de estos jóvenes, quizá sería buen momento para darle las gracias a Pedro Sánchez por ello.

Asimismo, ha acusado a Pedro Sánchez de «tomar una decisión errónea al suprimir la mascarilla en exteriores y le ha pedido que rectifique». Según ha defendido, «el Gobierno de España ha trasladado la falsa idea de que el virus ya no está cuando sigue circulando». Todo lo contrario, se supone, de lo que se entendió cuando la Junta protestó contras las limitaciones horarias del ocio nocturno y decidió abrirlo hasta el amanecer y sin restricciones.

Con esta afirmación de volver a poner obligatoria la mascarilla, da la sensación de que Mañueco pisa poco la calle. Sus conciudadanos, al menos los de Salamanca, se han quitado poco la mascarilla, eso demuestra que el sentido común de Castilla y León está muy por encima del que muestran sus regidores.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. O SE HABLA DE COVID O SE HABLA DE TURISMO, Y AUN ASÍ DESBARRANDO EN LO UNO Y EN LO OTRO. /// GESTIONES Y ACCIONES PARA FRENAR LA EMIGRACION, CREAR TRABAJO QUE NO SEA DE CAMAREROS … . PUEDE QUE FALTEN MÁS ASESORES.

Deja una respuesta

Botón volver arriba