fbpx
PortadaProvincia

Las carreteras más vigiladas en Salamanca

La Guardia Civil intensificará los controles de motocicletas en los meses de verano

La Guardia Civil de Salamanca intensifica durante el verano la vigilancia y control de motocicletas y ciclomotores.

Como  consecuencia del incremento detectado en la siniestralidad de motocicletas y ciclomotores, y con el objetivo de contener esta tendencia al alza durante los meses de verano, las unidades de Tráfico de la Agrupación de Tráfico en colaboración con las unidades de seguridad ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil Salamanca, van a intensificar hasta el 30 de Septiembre de 2021 las actividades de vigilancia de la seguridad vial y prevención de la siniestralidad.

Para ello, se ha elaborado un plan de inteligencia por parte del Grupo de Información y Análisis de Accidentes de Tráfico del Subsector de Salamanca, en el cual se reflejan los eventos previstos de concentración de motocicletas, las fiestas patronales relevantes en la provincia, las vías y sus tramos más utilizados por conductores de motocicletas y ciclomotores, así como los tramos de alto riesgo para motoristas.

Según informa la Guardia Civil, «en aras a prevenir la siniestralidad, se van a incrementar durante los fines de semana y días festivos las actividades de vigilancia y control de la circulación en la provincia de Salamanca, especialmente en las vías de mayor uso por motoristas».

En concreto, se trata de las carreteras que dan acceso a la frontera con Portugal y los arribes del Duero (SA-300 y CL 517), las carreteras que comunican la provincia con la zona sur de  Gredos en Ávila (CL-510 y SA-102), las vías situadas en la zona central de la Sierra de Francia (CL-512, SA-205, SA-220, SA-225, SA-210, SA-201 y DSA-270) así como en la zona este de esta misma sierra (SA-214, DSA-280).

Asimismo, se prevé aumentar los puntos de verificación principalmente en las vías secundarias, al objeto de prevenir los excesos de velocidad, el consumo de alcohol y drogas por conductores, así como la realización de maniobras especialmente peligrosas en la conducción de motocicletas, como son la conducción temeraria en zonas de montaña, los adelantamientos y el no respeto de las distancias de seguridad entre vehículos.

Se pretende también intensificar los controles de velocidad en los tramos de vías más frecuentados por motocicletas, con dispositivos de control tanto fijos como dinámicos, mediante el uso de cinemómetros y vehículos tanto camuflados como uniformados. Los controles de velocidad en estos tramos de alto riesgo podrían efectuarse en cascada de forma que se sitúen varios cinemómetros en las misma vía durante el mismo horario.

La ingesta de bebidas alcohólicas, drogas o sustancias tóxicas altera la capacidad de percepción sensorial del conductor, sus reflejos y la atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba