fbpx
Opinión

El silencio como castigo o ley del hielo

 

Se conoce como ley del hielo al uso del silencio, evitación o el hecho de ignorar a otra persona cuando nos está hablando o está expresando algo.

Esta forma de comunicación puede darse ante un conflicto con cualquier persona: pareja, amigos, hijos, familiares…y corresponde a una forma de abuso emocional.

El hecho de ignorar a alguien cuando está hablando, no mirarle, irse del lugar…es una forma de castigar a la otra persona. Es especialmente peligroso cuando se utiliza con los niños y niñas, puesto que desata todo tipo de fantasías de abandono, culpabilidad, confusión y angustia en los pequeños.

Estos mismos sentimientos se dan en los adultos, pero los adultos podemos tener la capacidad de confrontar a la otra persona, los niños no. De esta manera tenemos el caldo de cultivo perfecto para desarrollar un estilo de apego inseguro que los acompañará a lo largo de toda la vida adulta.

Las formas en que esta manera disfuncional de comunicación se presenta pueden ser:

  • Pasar por alto las peticiones de la persona.
  • Fingir que no se escucha.
  • Responder con monosílabos o con un constante no sé.
  • Hacer como que la otra persona no existe.
  • No mostrar afecto o interés cuando la persona está expresando sentimientos o está sufriendo.
  • Ni mirar a la cara cuando se está hablando.

Las consecuencias que acarrea esta manera de castigar son las siguientes:

En la relación:

  • Conflictos no resueltos.
  • Conflictos enquistados.
  • Distancia entre las personas.

En la persona que recibe el silencio:

  • Incertidumbre.
  • Ansiedad disparada.
  • Tristeza.
  • Disminución de autoestima.
  • Inseguridad.
  • Culpabilidad.
  • Confusión.
  • Rumiaciones y preocupaciones.
  • Dejar de verbalizar o expresar por miedo a que la otra persona le ignore.
  • Miedo al rechazo.
  • Sensación de no valía. 

A lo largo de un proceso de terapia en el que participan más de una persona, como, por ejemplo, en terapia de pareja o familiar, es esencial enseñar unas pautas de buena comunicación.

Si te ves reflejado en estas características que hemos mencionado puedes acudir a nuestro centro para mejorarlo.

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba