fbpx
Jesús Málaga

Rincones y plazuelas

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

La Plaza Nicaragua tiene solamente 440 metros cuadrados. Se encuentra junto al Parque Picasso. Fue rescatada, junto a otra de Pizarrales, en el Teso de los Cañones, entre las calles Los Sastres, Calisto y Melibea, obispo Alcolea y el depósito de aguas. Otra pequeña plaza que surgió en Pizarrales fue la de La Mancha, que por 671.351 pesetas albergó una zona de juegos infantiles y unos árboles de sombra. Otra pequeña inversión fue para intervenir en la fuente abrevadero de la Plaza de los Bandos. Estaba dando problemas y se reconstruyó una fuente idéntica a la primitiva.

Otras pequeñas plazas fueron remodeladas: Ladislao Sánchez, la de los Oficios, Salesas, en la trasera del convento y Carmelitas, en el entorno de la iglesia conventual, hoy parroquia del Monte Carmelo, que quedó sola y empequeñecida por las enormes construcciones de su alrededor. Hasta aquí las plazas que fueron reformadas o nacieron nuevas en los primeros años de gestión democrática. Pero una vez puesto en marcha el PGOU surgieron otras muchas de las que nos sentimos orgullosos.

Quiero nombrar, para no hacer exhaustiva la numeración, la Plaza de Burgos. De dimensiones parecidas a la Plaza Mayor, con edificaciones de gran calidad, las fachadas en piedra de Villamayor, y con espacios para el juego infantil y para la estancia de personas mayores. Es un ejemplo del urbanismo de finales del siglo XX. Gracias al PGOU Salamanca se ha llenado por sus cuatro puntos cardinales de una trama de plazas y jardines surgidos de un planeamiento que ha estado vigente hasta hace tres años y que su mayor valor es el haber dado como fruto una ciudad para el disfrute de la vida y de los sentidos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba