fbpx
Opinión

A volar como pájaros

 

En la columna de hoy vamos a ver una postura de las que yo llamo muy  muy divertidas: parsvabakasana, el cuervo lateral. Bienvenidos todos.

Nuestro sabio de cabecera, Patanjali, dice en el Sutra II.46: “Sthirasukhamasanam”. Esto en sánscrito significa: “Una postura de yoga debe ser firme y confortable”. Y aquí es donde radica esa consciencia de tu cuerpo, tu mente y tu respiración, para poder estar en esa línea de comodidad y estabilidad al mismo tiempo. El equilibrio.

Y de eso vamos a hablar hoy con la postura parsvabakasana. Es una postura de equilibrio sobre brazos. Vamos a descubrirla desde la raíz etimológica.

Parsva significa de lado (lateral), baka cuervo y asana postura. Postura del cuervo lateral. Y tiene todos estos beneficios:

  1. Aumenta tu concentración a nivel
  2. Te das cuenta de lo que pesan tus piernas y esto no es broma.
  3. Todo tu cuerpo adquiere resistencia.
  4. Tus brazos se ponen más fuertes que el vinagre.
  5. Es un reto para tu cuerpo y tu mente.
  6. Agranda tu equilibrio.
  7. Aumenta la confianza en ti.
  8. Fortalece tus muñecas y tus hombros.

Y ahora, atención, cómo realizar la postura paso a paso:

  • Colócate en tu esterilla en cuclillas con los talones levantados y las rodillas juntas.
  • Gira el tronco hacia la derecha y coloca las manos en la esterilla, separándolas de los pies.
  • Coloca los codos de esta forma, uno en la cadera y el otro en la cara externa de la rodilla.
  • Con calma y concentración enfoca tu mirada en un punto y lleva el peso hacia las manos elevando los pies y las piernas del suelo.

Detalles importantes de la postura del cuervo lateral:

1.- Tu mirada se enfoca ligeramente al frente, no mires abajo.

2.- Tus codos están flexionados.

3.- Toma al detalle la alineación.

4.- Activa los músculos del core.

5.- Y lo más importante: ¡Respira!

La postura del cuervo lateral es un asana avanzado. Perfeccionar parsvabakasana puede llevar algún tiempo ya que estapostura es un verdadero desafío para la flexibilidad y el equilibrio. Además, es una pruebade fuerza para los brazos del yogui. Cuando comenzamospodemos realizarla solo durante unos segundos y trabajar poco a poco para aumentar la duración.

Como siempre os digo: constancia y alegría en tu práctica, ya que todas las cosas buenas, ya sabes, son a fuego lento, y el yoga es una cosa buena, buena.

Si lees esta columna y estás en mis clases te cuento que comenzamos a practicarla ¡ya! Eso sí, como el lema de esta escuela: Yoga Cotidiano.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba