fbpx
LocalPortada

Euforia en Salamanca

La noche bulle en los bares llenos, sin mascarillas ni distancias de seguridad

La euforia está llenado los bares de la noche salmantina, como se pudo apreciar este fin de semana, por el bullicio dentro de los locales y las tensiones desatadas en la calle, con cinco peleas y un conato bien entrada la madrugada.

 

Dentro de los bares hay una despreocupación muy extendida, disfrutando de la noche, bebiendo, bailando y sin parar de reír, como en la canción.

Tan relajado está el personal que dentro no ves una mascarilla puesta ni distancias de seguridad. Todo se fía a que la mayoría estén vacunados, a la fiabilidad de la vacuna y a que alguien no lleve algo dentro que se pueda desperdigar por el ambiente para que en medio de la euforia alguien se lleve puesto a casa algo que no desea.

Nadie en esas circunstancias parece pensar que seguimos en medio de la pandemia y, si se pasa por la cabeza, es como que a estas aturas ya da igual. Hay euforia, cenas de amigos, ganas de salir y sensación de que se ha perdido la percepción del riesgo, como si estuviéramos en los felices años 20 y en los no menos efervescentes inicios de siglo XXI.

Ahora solo cabe confiar en las vacunas y que nadie haya salido de casa con algo que pueda recordarnos que esto no ha terminado.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. A este paso no acabaremos con la pandemia, vendrán nuevas variantes en las que las vacunas no serán eficaces y vuelta a empezar. Es una grave irresponsabilidad de la gente. Y si la gente no es responsable, los gobiernos en sus distintos niveles tendrán que tomar decisiones drásticas, cuanto antes, mejor.

Deja una respuesta

Botón volver arriba