fbpx
Local

Cruz Roja ‘busca’ 2.000 juguetes

La organización inicia su campaña ‘El juguete educativo’ cuyo objetivo es conseguir juegos y juguetes para los niños y niñas en vulnerabilidad

 

Los juguetes no sólo son fuente de ocio para los niños, niñas y jóvenes, sino que ayudan a mejorar sus habilidades comunicativas, o a relacionarse. Ahí reside la importancia de que cada niño y cada niña tenga un juguete, y la familia y el entorno entiendan por qué este tipo de productos deben estar adecuados a cada persona, edad, y capacidades

Bajo esta premisa, la campaña ‘El juguete educativo’ de Cruz Roja Juventud vuelve a organizarse en toda la geografía española para intentar recoger más de 115.000 juegos y juguetes nuevos, no sexistas y no bélicos, para promover el juego saludable y enriquecedor. Estos juegos se entregarán a principios de año a las familias. «En Salamanca necesitamos unos 2.000 juegos y juguetes. Estimamos, y es nuestro objetivo para este año, atender a 800 niños niñas y jóvenes. El año pasado al final llegamos a 922 menores», explican desde la organización.

Todo ello con el objetivo de promover el uso de juegos y juguetes como herramienta educativa y de trasmisión de valores en el contexto escolar y familiar. La crisis derivada de la situación sanitaria por la Covid-19 ha empeorado la situación de muchas familias atendidas por Cruz Roja, y por ello, esta campaña cobra aún más importancia en este contexto en el que se busca garantizar que estos niños, niñas y jóvenes no tengan dificultades para el acceso al juego.

¿Qué tipo de juguetes se pueden donar?

Para Cruz Roja, el derecho al juego es igual para todos los niños y niñas, al margen de la situación en el que se encuentren. Por ello, reivindica cada año que todos y todas tengan los mismos derechos “no queremos destacar solo el hecho de entregar un juguete, ponemos el foco en toda la sensibilización que hay detrás de la importancia del juego en el proceso vital de niño y la niña, ya que son elementos transmisores de valores sociales”, señala Paula Rivarés, directora de Cruz Roja Juventud: “creemos en la igualdad de oportunidades para todas y todos y a pesar de que ya estamos viendo la luz en el tema sanitario, sí que existe una necesidad de niños, niñas y jóvenes que no disponen de la posibilidad de disfrutar del juego.

Es por ello que esta campaña es de vital importancia y no acaba en este tiempo invernal, está activa todo el año para garantizar sus derechos”. Además, se busca que sean no bélicos, inclusivos, y preferiblemente educativos para favorecer las actitudes de respeto y cooperación, ya que son elementos trasmisores de valores sociales, “a través del juego, adquieren conocimiento y comportamientos; si fomentamos que la infancia utilice juguetes educativos estaremos favoreciendo valores como la creatividad, la tolerancia, la diversidad, el respeto o la igualdad”.

Y dentro del compromiso de la Organización con el medio ambiente, no falta la sensibilidad sostenible, incentivando que la donación sea de aquellos fabricados a partir de materiales con menor impacto medioambiental.

La entrega de juguetes

Una vez verificado que los productos cumplen las especificaciones, Cruz Roja Juventud los clasifica según
la edad a la que van destinados y las habilidades que potencia, sociales, motrices, intelectuales… De esta
manera, Cruz Roja genera un “almacén” con todos los productos y en todas las localidades de la provincia.

El voluntariado de Cruz Roja Juventud vela por el derecho de los niños y las niñas al descanso y al ocio, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad, promoviendo la importancia del ocio y tiempo libre en la infancia. El año pasado más de 60 personas voluntarias en toda la provincia se ocuparon de esta importante campaña.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba