fbpx
Opinión

La adolescencia, la etapa incomprendida

Si hay una etapa en la vida que me fascina especialmente, esa es la adolescencia. Me encanta trabajar con personas de estas edades puesto que me enseñan muchísimas cosas y, además, hacen que me cuestione constantemente.

Es una etapa en la que parece que todo es posible, una etapa de búsqueda, de preguntas y cuestiones acerca de todas las temáticas.

Es el momento en el que comienza a tomar principal relevancia el grupo de iguales, convirtiéndose en la tribu, en la familia. Es la etapa de búsqueda de identidad, de preguntarse ¿quién soy y cuál es mi propósito? ¿quién quiero ser?

Es una época de cambios a todos los niveles: biológicos, con sus procesos hormonales; psicológicos y sociales.

Pero desgraciadamente, es una etapa poco respetada y comprendida por los adultos. Miramos la adolescencia desde nuestros ojos de adultos y desde ahí, es imposible comprenderla.

¿Cómo podemos entender mejor a los adolescentes?

  1. Acuérdate y conecta con tu yo adolescente: ¿dónde estabas?, ¿qué necesitabas? ¿qué era importante para ti? ¿qué cosas te interesaban? ¿qué cosas te hacían sufrir? ¿cómo te divertías? ¿de qué te arrepientes?
  2. Ten en cuenta que el grupo de iguales es lo más importante: muchos adultos echan en cara a los adolescentes que no les importa la familia, que no les cuentas las cosas, les prohíben salir con los amigos…y debemos de asumir, que, en este momento vital, el grupo de amigos es lo prioritario. Es de suma importancia, que no se sienta aislado del grupo, ya que, a través de estas relaciones, irá conformando su identidad. No podemos pretender hablar en su idioma. Ellos tienen un lenguaje interno, al igual que el que podemos tener los adultos con nuestra pareja.
  3. Respeta su “terreno”: debemos respetar sus espacios, como su habitación. Que pueda cerrar la puerta y le pidamos permiso para entrar. No podemos interpretar constantemente que está haciendo algo que ha de esconder. Sencillamente está en su espacio, pensando, escuchando su música, a veces llorando, hablando con sus amistades de sus inquietudes y miedos, etc.
  4. No debemos juzgar sus gustos, preferencias políticas, sexuales, religiosas, etc. El adolescente está en plena búsqueda y autodescubrimiento y un rechazo o humillación en estos puntos puede ser fatal para su autoestima e identidad. No ridiculicemos sus “crisis de originalidad”, es algo normal y deseable que ocurra. Por supuesto debemos hablar, proporcionándoles información acerca de la sexualidad, las diferentes orientaciones, la política, y todos los aspectos que se cuestiones, pero nunca imponer lo que “tiene que ser o pensar”.
  5. Podemos dedicar un rato a la semana a la comunicación: es muy buena idea, fijar un momento a la semana, como por ejemplo la cena de los viernes, para la comunicación familiar. En este momento, se pueden tratar todos los temas que van sucediendo en esta etapa, como la hora de llegada, el viaje del instituto, qué estudios quiere realizar, etc
  6. Debemos escuchar siempre antes de decir un NO: si tienes hijos en esta etapa, es de suma importancia que escuches sus argumentos antes de dar un no rotundo por respuesta, ya que de esta manera van a percibir un autoritarismo sin argumentos ni explicación. Es importante fomentar la comunicación con argumentos y generando un debate.

Si tienes hijos/as adolescentes y crees que necesitas ayuda, en PsicoTorres estamos especializados en trabajar en esta etapa.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba