fbpx
Cosas de la vida

Cómo hacer oreja frita y acertar

Para que quede rica y crujiente

Uno de los pinchos estrella de muchos bares es la oreja frita. Sin embargo, es una receta que también puede hacerse en casa debido a su sencillez y versatilidad, pues sirve tanto como aperitivo como segundo plato.

En primer lugar, a la hora de comprar la oreja, se puede optar por la precocida y envasada al vacío, o por comprarlas enteras en la carnicería. En el segundo caso habrá que cocerla una hora y media, o 40 minutos si se utiliza una olla exprés.

En segundo lugar, hay que adobar la oreja. Para ello hacen falta: dos dientes de ajo, perejil picado, aceite de oliva y pimentón (opcional). Todo ello se mezcla en un mortero y se deja reposar durante unos minutos.

El siguiente paso es cocinarla. Para ello es necesario poner una sartén a calentar, especialmente amplia, con el fuego al máximo. Una vez se haya calentado, y sin necesidad de echar aceite, se pone toda la oreja picada en la sartén y se va removiendo constantemente para evitar que se pegue. Cuando hayan pasado cuatro minutos se añade la mezcla desde el mortero, sin parar de remover para que los distintos trozos no se peguen entre ellos.

Una vez se haya echado todo a la sartén bastaría con unos tres minutos para que esté lista. También se le puede añadir un poco de zumo de limón cuando se emplata, para que le aporte un ligero punto de acidez.

Otra opción para guisar la oreja es hacerla en salsa. Para ello se hace un sofrito de cebolla y ajo, después se le añade cayena, sal y pimienta. Después se echa un poco de harina y de pimentón, se deja rehogar durante un minuto, y se le echa agua. Una vez haya cocido durante unos minutos se echa la oreja con un poco de perejil y se cocina durante no más de 10 minutos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba