fbpx
Opinión

¿Por qué practicar yoga en Navidad?

La navidad es uno de los momentazos del año. Bienvenido a tu columna de yoga para descubrir en qué puede ayudarte practicar yoga en navidad.

Comienza diciembre y las calles se van adornando con luces y motivos festivos. Para muchas personas esta época es una época divertida, familiar y feliz. Pero para muchas otras es un momento de aluvión de emociones como la tristeza, los nervios, el estrés o incluso el dolor. Más allá de cómo la vivamos, es uno de los momentos del año donde más emociones experimentamos.

Millones de personas han hecho del yoga una práctica habitual y constante y han experimentado el cambio. Por todo esto es importante no apartarte de tu práctica por todos los beneficios que te aporta el yoga:

  1. Fortalece tus músculos y tus huesos.
  2. Potencia el equilibrio.
  3. Mejora la flexibilidad.
  4. Te ayuda a controlar la respiración.
  5. Liberas tensión.
  6. Te relaja.
  7. Combate el insomnio.
  8. Favorece las relaciones sexuales conscientes.
  9. Mejora el estado de ánimo.
  10. Disminuye el estrés y la ansiedad.
  11. Aumenta tu concentración.

Así que ve más allá del escepticismo o de las excusas sin valor como la falta de tiempo y no abandones tu práctica de yoga en navidad. De hecho, estos días, es cuando más la necesitamos para mantener el equilibrio y no escaparnos de nuestro centro.

¿Por qué no abandonar el yoga en navidad?

Reencuentros: te reencuentras con amigos y familiares y esto puede llevarte todo el rato hacia fuera o removerte emocionalmente. Para ello: Medita cada día. Siéntate en silencio diez minutos en un lugar tranquilo, observa la quietud, siente la respiración. Toma conciencia de esa respiración natural. Habita una buena rutina de meditación.

Comilonas: sí, es inevitable comer diferente. Tal vez, no comes de más, hay personas que sí. Pero aunque no lo hagas, está claro que tu dieta se modifica en el tipo de alimentación o los horarios. Para ello: el yoga détox te ayuda a depurar. Con la práctica de yoga eliminamos esas toxinas “extra”, por ejemplo, con posturas de torsión depuramos toxinas de hígado, intestinos y riñones.

Insomnio: puede ser que tomemos más cafeína, hagamos largas sobremesas, bailemos… lo que puede dar como resultado que a la hora de pillar la almohada estemos demasiado activos y no conciliemos el sueño. Para ello: asanas (posturas) invertidas serán nuestras aliadas. Las posturas invertidas combaten el insomnio. Equilibran el sistema circulatorio y aportan estabilidad emocional y de esta forma dormiremos mejor. Podemos elegir hacer alguna postura invertida de forma aislada o con la práctica completa.

Te invito a que no abandones tu práctica de yoga estas navidades y no olvides tu cita con la esterilla. La semana que viene veremos algunas razones más por las que hacerlo. Haz yoga y disfruta estas navidades con un equilibrio físico y mental.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba