fbpx
Opinión

Mientras suena la música

A veces me cuesta creer el tipo de sociedad que somos y en lo que nos podemos llegar a convertir sin esforzamos mucho. Cabe pensar que tipo de impronta deseamos dejar en este mundo y el ejemplo que estamos dando a generaciones futuras y cercanas a nosotros.

En un mundo que se mira al espejo para ver que hacen los demás y como podemos llegar a jorobar al prójimo, quizás la reflexión invite a romper el espejo, aunque ronden los siete años de mala suerte por romperlo y empezar a ser uno mismo, sin modelos, sin copias baratas y sin que te importe la opinión de los demás.

En este mundo, en el que el juego de tronos se olvida de nombres y apellidos y solo ve lo que a cada uno le interesa en ese momento, sobra decir que los egos, a veces traen daños colaterales muy dañinos para otros y que dar el brazo a torcer no te hace menos persona, al contrario, errar es de humanos y eso precisamente es lo que nos falta:humanidad.

Malos ejemplos, carentes de humanidad, que no escuchan a quienes realmente gritan y así no, así vamos muy mal.

Ser humanos implica escuchar a los demás y anteponer intereses a ser interesados. Implica esfuerzo, voluntad y mucha mente fría, aunque a veces quieras gritarle al mundo lo que te corroe por dentro.

En una sociedad en el que cada uno va a lo suyo y la supervivencia se vuelve vital en los tiempos que corren, acercarse al abismo es fácil, cruzar líneas rojas también y buscar soluciones incide en ser humanos y dejar de ser técnicos.

Hablar está muy bien, pero escuchar es algo que no solemos hacer, aunque el grito se convierta en alarido y los ecos llenen las calle oscuras y vacías.

Creamos imaginarios para despistar problemas reales y cerramos nuestros oídos mientras subimos la música y nos dejamos llevar.

Y mientras bailamos al son que marca la música, nos olvidamos de problemas que nos aturden a diario y que asfixian a una sociedad humilde que solo pretende vivir sin sobresaltos y de una manera acorde a lo que merece.

Asociación Salmantina Contra el Bullying y el Ciberbullying

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba