fbpx
Opinión

La postura del tigre

Vyaghrasana, la postura del tigre. Te doy la bienvenida a tu columna de yoga semanal para ir terminando el mes de marzo.

Hoy vamos a conocer una asana que se realiza en cuatro apoyos, cuadrupedia o a gatas, como lo quieras llamar. La postura del tigre tiene estos beneficios:

  1. Estira los músculos del abdomen.
  2. Alivia la ciática.
  3. Mejora la digestión.
  4. Tonifica los músculos de las piernas.
  5. Fortalece la musculatura de la cadera y los muslos.
  6. Abre la parte de delante de tu cuerpo y el corazón.
  7. Renueva tu energía.

Cómo entrar en la postura paso a paso:

  • Colócate en tu esterilla en cuatro puntos de apoyo, manos y rodillas.
  • La espalda neutra y la cervical alineada con la columna vertebral.
  • Lleva la pierna derecha arriba y atrás. Estira y eleva del suelo. Inhala lento y profundo.
  • Cuando exhales lleva el ombligo hacia dentro para activar la musculatura del abdomen. Y lleva la rodilla flexionada hacia la barbilla, redondeando tu espalda.
  • Es decir, al inhalar abres y estiras y al exhalar redondeas y llevas rodilla a la barbilla.
  • Puedes repetir esta secuencia cinco veces con la misma pierna y luego realizar con la otra.
  • Recuerda que el corazón del yoga es la respiración consciente.
  • Después de hacerla con las dos piernas, puedes integrar la postura en la postura del niño y descansar sintiendo el efecto de esta asana del tigre.

¿Quieres tigrear más? Variantes en equilibrio:

Opción 1: Extiende una pierna hacia atrás, de forma que el estiramiento lo sientas hasta el talón. Al mismo tiempo, extiendeal frente el brazo del lado opuesto a esa pierna. De manera que sientas que se está estirando hasta las puntas de los dedos de mano y pie. Mantén cinco respiraciones conscientes y lentas.

Opción 2: Desde la anterior, ahora intenta con ese brazo elevado llevarlo atrás y coger tu pie, abriendo otro poquito más el pecho, el hombro y la cadera. Mantén cinco respiraciones conscientes y lentas.

Un poco de historia y raíz del sánscrito: esta postura del tigre toma su nombre del sabio Vyagrhapada (vyagra=tigre, pada=pie), contemporáneo de Patanjali (Yogasutras), del que se decía que sus pies se parecían a los de un tigre. Así que honra su sabiduría cuando realices esta asana y nútrete de ella.

Yogui, si quieres estirar, abrir y poner a prueba tu equilibrio, concéntrate y a por la postura del tigre. Yoga Ganesha te acompaña en el camino con mucho gusto.

Nos vemos en abril con sorpresas y muchas ganas. Que tengas un buen día y cuides tu energía.

 

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba