fbpx
Castilla y LeónCulturaPortada

“Apoyar a los artistas es dotar de tejido cultural una ciudad”

Hugo Alonso se formó en la facultad de Bellas Artes de la Usal y ha conseguido la Medalla de Oro de la 83ª edición de Artes Plástica de Valdepeñas

El artista Hugo Alonso, formado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca, es contundente al decir que si acudes a un museo o a ver una exposición puede que consigas “conocerte mejor a ti mismo o de sentir placer estético. Además, cada cual interpreta el arte de una forma, llevándolo a su terreno. Por ello, tenemos que dejar que la obra también nos lleve al suyo”.

Por. Lucía Almaraz

Hablar con Hugo Alonso, tanto de su pasión y reciente premio en el Certamen de Valdepeñas, es una mirada más allá. Por desgracia, en nuestro país no se invierte lo suficiente en cultura lo que priva de conocer a artistas como él.

Alonso aún se muestra ilusionado por esta conmemoración. Su obra enigmática Kids playing ha sido la que ha hecho que el joven soriano se llevara el premio. Realizada en acrílico sobre algodón ha sido la primera vez que la presentaba.

Kids playing, la obra que logró la Medalla de Oro en el certamen Artes Plásticas de Valdepeñas.

¿Qué significa para usted la Medalla de Oro de Artes Plásticas de Valdepeñas?
Me hizo mucha ilusión la llamada en la que me anunciaban el premio. Que un jurado compuesto, entre otros profesionales, por el director del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Guillermo Solana y Rosina Gómez Baeza, directora de ARCO durante 20 años, haya decidido que mi obra es la merecedora de este galardón ante 309 participantes me indica que el esfuerzo tiene recompensa y que no he hecho las cosas mal.

¿Qué lugar ocupa esto en su carrera?
El que ocupa algo que indica cierto reconocimiento profesional. Hay cosas que fuera del hermetismo del estudio sientan bien al ánimo. Ésta es una de ellas.

¿Qué ha querido contar con Kids playing?
Llevo varios años desarrollando ideas que giran alrededor de la pintura, el cine, la música. Kids playing es una de esas obras que aborda la pintura en términos cinematográficos. La escena se compone de una casa, un garaje y un coche de espaldas. A pesar de su título, que hace alusión a niños que juegan, no hay niños que jueguen. No hay rastro de nadie. Sin embargo, se intuye que algo ha pasado o va a pasar. Lo que cuente el cuadro depende del espectador y del día en que se aproxime a él.

Explíquenos cómo realizó esta obra de arte.
Es un cuadro. Pinté algodón crudo con acrílico. Algodón sin imprimar.

¿Cómo ha llegado hasta aquí, cuál ha sido su evolución hasta llegar a crear esta obra?
Supongo que me habrá ayudado el seguir emocionándome con cosas. Eso y mis obsesiones.

¿Qué fuentes sirven de base o referencia para tus obras?
El cine, la naturaleza, el lenguaje, internet.

¿Qué le movió a presentarse al certamen?
Un impulso de última hora. Hacía mucho que no me presentaba a este tipo de certámenes. Y, claro, cualquier profesionalización de la cultura es necesario siempre.

Hugo Alonso, en su estudio.

Respecto a esto, qué ideas se le ocurren para que ayuntamientos o instituciones puedan elaborar más certámenes, ¿es una oportunidad para conocer nuevos artistas?
Es un modo de descubrir nuevos artistas. De que esos artistas reciban apoyo al mismo tiempo que dotan de contenido al tejido cultural de una ciudad o pueblo. Una forma de hacerlo puede ser invertir en profesionales del arte contemporáneo y dejar total libertad para que den forma con su criterio al ‘evento’.

¿Qué nos perdemos el público si no acudimos a exposiciones?
La posibilidad de conocerse mejor a uno mismo o de sentir placer estético. En algunas hay vino, cerveza y comida. Eso también. (risas)

¿Tiene algún proyecto entre manos que pueda contarnos?
Estoy preparando una exposición individual con mi galería de Montreal, Canadá, para principios de octubre. También alguna colectiva después del verano y ferias antes de que acabe el año. En paralelo estoy produciendo un vinilo-objeto artístico de edición limitada con 8 cortes sonoros que verá la luz después de septiembre bajo el alias Lynda Blair.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Que gran artista eres Hugo y que razón tienes,, y al hilo del tejido cultural, me voy por otros derroteros, la trama urbana también forma parte de ese tejido cultural y la estulticia hace que sólo se preocupen de las calles principales, no los callejones y recovecos que unen y separan, nadie se ha fijado que el cCallejón de San Marcos, es la exposición de una farmacia, pero para mal, ese pequeño tramo está invadido de cosas que destrozan la belleza que es pasar de una calle a una plaza por un sitio estrecho, en fin los sabios del lugar sabrán.

Deja una respuesta

Botón volver arriba