fbpx
Opinión

Yoga para ‘peques’ en Salamanca

Esta semana te damos la bienvenida en plural a nuestra columna de yoga. Te cuento que volvemos con el yoga para los peques de la casa y para ello vamos a saber más sobre los beneficios psicológicos que produce el yoga en los niños. Agradecida a nuestra querida Carolina Torres, que forma parte también de esta comunidad y familia yogui Ganeshi.

Hola Carolina, cuéntanos un poco sobre ti.
Hola, mi nombre es Carolina Torres y soy la directora del centro de Psicología PsicoTorres. Soy Doctora en Psicología, especializada en psicoterapia psicoanalítica, en infancia y adolescencia, orientadora y mediadora familiar, experta en terapia de pareja y en duelo.

¿Qué beneficios pueden obtener los niños y niñas a través de la práctica de yoga infantil?
Los beneficios de practicar yoga infantil son numerosos. Teniendo en cuenta el precoz acceso de los niños a la tecnología, el yoga proporciona un espacio de crecimiento consciente alejado de todo el ruido frenético que tenemos en nuestro día a día.
Los niños están acostumbrados a las prisas: seis horas de clase, luego extraescolares, todo corriendo, comer corriendo, vestirse corriendo, etc. Desde tan pequeñitos entran en la rueda del mundo adulto y nos los llevamos por delante.
Por ello, es muy importante que tengan un espacio para SER, para encontrarse, para que sean niños, para que exploren, sin prisas.

¿Qué cambios favorables pueden existir a nivel de concentración, atención, imaginación, etc. con la práctica de yoga?
Los cambios van encaminados al desarrollo cerebral. Al igual que a mayor tecnología, menor desarrollo, a mayor juego libre, mayor desarrollo.
Les ayuda en el conocimiento de su cuerpo, en la propiocepción. Les ayuda a desarrollar toda la cognición: atención, percepción, memoria y aprendizaje, pues el yoga les enseña a mantener una atención y una escucha a su cuerpo y a los demás. Desarrollando una atención plena, vamos a mejorar directamente la memoria y el aprendizaje.
También desarrollan su área prefrontal, encargada del autocontrol y el control de impulsos, mejorando así su tolerancia a la frustración y la paciencia.

¿Cómo puede afectar en su relación con el entorno, situaciones, iguales, familia…?
El yoga enseña algo que para mí es fundamental inculcar en los niños: el sentimiento de comunidad y la gratitud.
El yoga enseña respeto, enseña a disfrutar de la sencillez y la capacidad de sorprendernos de lo que puede ofrecernos el mundo.
En el mundo frenético en el que vivimos no nos paramos a mirar en el vuelo de una mariposa, pero los niños sí. Y esto lo fomenta el yoga. El estar consciente de lo que nos rodea y una unión con nuestro planeta.

Como decía antes, es de suma importancia fomentar en los niños la GRATITUD. En las clases de yoga en Yoga Ganesha siempre terminamos agradeciendo. Los niños que practican yoga son mucho más conscientes de este sentimiento, agradeciendo otro día más, agradeciendo poder compartir con amigos, agradeciendo comer, etc.

El yoga también ayuda a los niños a un autoconocimiento emocional, pues fomenta el SENTIR.

Y con toda esta información de la mejor mano que podía ser, nos rendimos a tu compartir, Carolina. Y os esperamos los viernes con nuestra profe Isabel Atares y su yoga con peques desde los tres años.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba