fbpx
Opinión

Insomnio: qué podemos hacer para gestionarlo

El insomnio es una de los principales motivos de consulta, así como los problemas de sueño.

El insomnio se clasifica en varios tipos: pre-dormicional (nos cuesta conciliar el sueño y post-dormicional (nos despertamos muy temprano y no volvemos a conciliar).

Tenemos que tener en cuenta lo que sí podemos controlar y lo que no. Es normal que si estás atravesando por un proceso traumático, tienes un horario a turnos o abusas de sustancias, tu sueño no sea el esperado.

Qué podemos hacer para facilitar un sueño reparador:

  1. Luz solar: el tiempo de exposición a la luz natural aumenta la producción de melatonina, hormona encargada del sueño. Por lo tanto, que nos de el sol o la luz, va a favorecer que conciliemos y tengamos un mejor descanso.
  2. Rutinas: nuestro organismo es una máquina perfecta que aprende constantemente y se adapta a los patrones predecibles. El establecimiento de rutinas es de lo más importante para que nuestro organismo anticipe lo que va a ocurrir.
  3. Evitar el deporte en las horas de oscuridad, ya que el deporte segrega nuestras endorfinas y nos activa fisiológicamente, por lo que vamos a llegar a casa contentos y muy activados y va a ser mucho más complicado entrar en el estado de relajación previo al descanso.
  4. No al uso de pantallas antes de dormir, por el hecho de que estar expuestos a las luces de estos dispositivos, dificulta la producción de melatonina y, por lo tanto, complica la conciliación del sueño.
  5. Intenta comer productos de temporada: se ha demostrado que este hecho ayuda a nuestros ritmos circadianos, es decir, le vas enseñando al cuerpo también, en qué época del año estamos.
  6. Evita el consumo de tóxicos: ni que decir tiene que, si has consumido alcohol u otro tipo de sustancias, van a influir de manera directa en cómo sea tu sueño.
  7. Prepara un ritual antes de dormirte: no hace falta que sea algo complicado, puede ser darte una ducha, tomar una infusión caliente o leer un rato. Este ritual y su repetición a lo largo de los días, prepara al organismo y a la mente para saber que tiene que ir disminuyendo la activación y entrar en relajación.

Como decía más arriba, estos tips son generalistas y muy importantes a tener en cuenta, pero se entiende que hay muchas circunstancias en las cuáles no son suficientes y/o no se pueden llevar a cabo. Por ello, es muy importante evaluar cada caso en particular y todos los factores que puedan estar influyendo.

Si tienes problemas de sueño, en nuestro centro podemos ayudarte.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba