Cultura

Un recorrido de recuerdos en la exposición “Memorias pintadas”

El diputado de Cultura, Julián Barrera, inauguró este miércoles la exposición de pintura “Memorias pintadas” en la Sala de Exposiciones de La Salina, junto a su autora, la artista Consuelo Hernández. La muestra, una serie de cuadros realistas y coloridos de diversos escenarios, permanecerá abierta hasta el 23 de agosto y consta de 41 obras, entre pinturas y dibujos.

 

Julián Barrera describió la exposición como un “largo recorrido lleno de sentimientos y recuerdos” de la vida de la autora, que nos revela a través de su obra pictórica. Nacida en el Valle del Jerte, Consuelo Hernández muestra una mirada al puerto de Tornavacas en sus cuadros, calificados de realismo poético.

La pintora, abrumada por las palabras del diputado de Cultura, cuya presentación le sorprendió por ser “emotiva, cariñosa y entrañable”, explicó que la exposición se divide en 3 espacios, que corresponden a 3 décadas de su vida. El primero de ellos, perteneciente a los años 80 y 90, retrata su etapa de estudiante de filología en Salamanca. En este espacio se puede ver la ciudad en sus obras. En el segundo de los espacios, desde finales de los 90 hasta principios de los 2000, se encuentra su etapa de Tanger, ciudad que, como ella dice, “le llegó al alma”. Por último, el tercero de los espacios corresponde a su vida en Madrid, ciudad en la que reside y que relaciona con la sencillez cotidiana.

Otras ciudadades

También se pueden encontrar pinturas de otras ciudades como Silicia, con la colección de “Ventanas al mar”, o la arquitectura moderna de China definida en los edificios de Shanghái y Pekín. Consuelo Hernández solo retrata aquello que verdaderamente le fascina, como todas estas ciudades, o lugares por los que camina día a día en Madrid, personas a las que quiere y admira…

Es una mujer que se siente muy vinculada a Salamanca, donde posee una vivienda, y viene cada vez que necesita desconectar y encontrar algo de paz después de recorrerse el mundo. Dice sentirse muy afortunada de haber nacido en un lugar tan bonito como el Valle del Jerte, de haber tenido un padre que le ha inculcado las artes y de poder haber disfrutado de todas esas vivencias que los espectadores a partir de hoy pueden disfrutar en la Sala de Exposiciones de La Salina.

Texto y fotos: Paula Castro Romo

exposición memorias pintadas salina



Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba