Opinión

Más desenfoques

Sospecho que algunos siguen sin enterarse. Me gusta la bandera republicana que exhibió Cayo Lara anteayer. ¿Dónde estaba guardada el día anterior? Me llama la atención el repentino ardor republicano de varios dirigentes territoriales del primer partido de la oposición. ¿En el programa de qué candidato venía eso el lunes?

Dicho en otras palabras: ¿Es que va a ser Juan Carlos I quien traiga la República? El día anterior a su abdicación, a muchos que no tienen un programa no se les pasaba por la cabeza discutir estos temas (que sí iban en la mochila de otros que sorprendieron en las elecciones), y ahora se les ha vuelto cuestión de vida o muerte.

[pull_quote_left]Lo que está sucediendo esta semana ilustra de manera dolorosa y tangible el peor de los males de la política española: qué creen los burócratas de los partidos que puede ser simpático en un momento dado[/pull_quote_left]Lo que está sucediendo esta semana ilustra de manera dolorosa y tangible el peor de los males de la política española: la actuación a golpe de noticia fresca, de movimiento sísmico, de encuesta que refleja qué puede ser simpático en un momento dado. Peor aún: qué creen los burócratas de los partidos que puede ser simpático en un momento dado.

A mí me gustaría dar algunas pistas, por si pueden servirnos para mejorar: sería muy simpática la dación en pago, la prisión sin fianza para los condenados en firme por expoliar las arcas del Estado; serían muy simpáticas las dimisiones de los implicados en tantas cosas, y la presentación pública de alternativas a las políticas del no hay otro camino. Sería muy agradable pensar en qué hacemos con los parados a los que la forma política de la jefatura del Estado no va a dar trabajo. Para varitas mágicas con las que nos podamos tapar las vergüenzas ya está la gran burguesía nacionalista. Si algún día todo esto se discute en serio yo votaré a favor de la República, pero entretanto me da bastante igual quién corte la cinta de las inauguraciones.

 — oOo —


Deja un comentario

Botón volver arriba