Opinión

Volvió mi ángel

 

Durante un tiempo ha estado seria; a veces, como ausente.

 

Pero, sin saber cómo ni por qué, ayer ha vuelto a sonreír.

2 unnamed b¡Su sonrisa! ¡Qué dulce! ¡Qué bondad refleja!

Pensé que había que aprovechar el momento y le puse mi mejilla…

Dame un beso» – la dije.

Y posó suavemente, muy suavemente, sus labios en mí.

¿Que qué sentí?

Sentí el aleteo de un Ángel. ¡Sí! ¡Ya no era mujer! ¡Volvía a ser mí Ángel!

———-

Así es el Mal de Alzhéimer: imprevisto, incomprensible. Pero tiene esos momentos de eternidad…

Sí. Porque el Paraíso debe ser estar viendo esa sonrisa. Y si no es verla, porque los ojos se quedan en este lado, es sentir esa dicha, esa felicidad para siempre, en el Otro.

¡Ese! ¡Ese es mi Paraíso!


Noticias relacionadas

18 comentarios

  1. Te queremos, Emiliano. Sois grandes todos los que estais con vuestras chicas cada día. Mjvhos tiernos besos

    1. También tú eres grande, Juli. Tú y todos los que compartimos ese cariño por nuestros amados. Un abrazo muy fuerte

  2. Emiliano,comparto tu alegría,¡cuanta ternura encierran tus palabras!,esos besos y esa sonrisa quedarán por eterno en tí….Un abrazo.

    1. Gracias Mari Ángeles. Tú también eres un ángel, y no sólo por tu nombre. Ya sabes lo que es esto. Unos momentos que compensan los de desaliento, que también los hay.
      Un abrazo

  3. Emiliano,comparto tú alegría por ese beso¡cuanto amor hay trás el!…Todo mi cariño,un fuerte abrazo.
    En arranque poético digo:Qué locura es nuestro amor,ese qué nunca acaba!!!…

  4. Querido Emiliano,
    El valor de las cosas es el que cada uno de nosotros sabemos darle, ni más ni menos, así que mientras estés tu al lado de Pilar valorando su sonrisa, su sonrisa vale un mundo. Cuídala y cuídate, que queremos seguir leyendo tus comentarios mucho tiempo. Un abrazo, querido amigo,

    Emilio (cuasi-tocayo)

    1. Procuro cuidarme, querido Emilio, aunque más espiritual que físicamente. ¡Creo que ahí está la clave! Un fuerte abrazo amigo del alma

  5. Ah…que grande eres…tú haciendo de la inmortalidad, poesía. Das con la clave de lo eterno cuando tocas los afectos…si señor …un abrazo

    1. Querido amigo Armando: en la vida hay momentos buenos y otros, menos. Creo que hay que aprovechar los primeros al máximo y hacer de ello lo fundamental. Lo demás no importa tanto.
      Un fuerte abrazo a todos.

Deja un comentario

Botón volver arriba