Cultura

El Siglo de Oro hace burla en el patio del Fonseca

El Teatro Corsario acerca el Siglo de Oro al los salmantino con cinco populares entremeses donde las mujeres salen victoriosas y los conflictos se resuelven de forma graciosas con irrupciones de baile y música. Bajo las estrellas que llenan el patio del Colegio Fonseca se rememorarán estas burlescas exhibiciones que esconden las reflexiones de una época remota este martes, día 15, a las 23 horas.

 

El Teatro Corsario será el tercer protagonista del festival veraniego y cultural “Las Noches del Fonseca”. El director de Servicios de Actividades Culturales de la Universidad de Salamanca, Manuel Heras, ha usado la biblioteca del Colegio para presentar este lunes junto al director de la compañía, Jesús Peña, el nuevo espectáculo.

El entremés fue uno de los géneros más populares durante el Siglo de Oro. Generalmente se intercalaba entre los distintos actos de la representación, con una función satírica acerca de las costumbres sociales de la época.

Las farsas

Nadie duda de que el teatro clásico llene aforos, pero la actualidad llama al desahogo y nada mejor que una dosis de divertidos sainetes populares para asaltar `las tablas´ de la sociedad. Una recopilación de farsas de Siglo de Oro que tratan de conflictos conyugales donde las mujeres acaban siendo victoriosas es la propuesta del experimentado Teatro Corsario que lleva 32 años al servicio del espectáculo.

Según Jesús Peña, han elegido varias piezas de “grandes textos y respetados autores” que gustaban al público popular de la época y que escondían una defensa de la condición femenina y de la dignidad de las mujeres del siglo XVII. El director afirma que no se trata de un “alegato feminista”. No hay intención de marcar ningún comportamiento moral, al contrario de lo que sucedía en la época, más bien es un teatro “inmoral” el Siglo de Oro pero cargado de inocencia, “no hay intención de ataque ni escarnio hacia nadie”. Se trata, afirma Peña, de un teatro culto con un “criterio popular” que intenta divertir a la gente y en el pasado camuflar la realidad existente.

Cuernos y celos

Las situaciones y personajes reflejados se asemejan a la realidad actual. Hay cuernos, celos, engaños, burlas o machismo que puede perfectamente entenderse en la sociedad actual porque estos hechos “subyacen” en nuestro día a día. Los corrales de comedias de entonces se suplen en el idílico patio del Colegio Fonseca y que ayuda a la recreación de los pasos.

Las obras seleccionadas son:

“Los Locos” anónimo; La esposa de Juan Rana le envía a vender una gallinas, para que no descubra a su amante. Este urde la manera de dejar al marido entre los locos.

“El niño de la rollona” de Francisco Avellaneda; donde una madre quiere casar a su hija y ella no quiere. Acompañado de un padrino, vienen a pedirle la mano el pretendiente, pero aparece el increíble hijo de este.

“Guardadme la espaldas” de Pedro Calderón de la Barca; Un vejete, enamorado de la esposa del simple, le convence para que acabe con los amantes de ella. El simple hace guardia a la espera de que le ayuden.

“Los muertos vivos” de Luis Guiñones de Benavente; un enamorado pretende casarse con la hermana de Juan Rana,  pero esta no le deja. Para que no les moleste, la pareja hacer creer a Juan Rana que está muerto.

“Los toros de Alcalá” de Juan de la Hoz y Mota; vuelca el carro donde viaja un vejete con su esposa a punto de parir. Junto a ellos se detienen los que van a los toros y se quedan charlando, bebiendo y cantando.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba