Local

Astronautas y naves espaciales alunizan en Fonseca

La Universidad de Salamanca, a través del Parque Científico, organiza el Torneo Clasificatorio First LegoLeague Salamanca, el programa internacional que fomenta las vocaciones científicas y tecnológicas entre los jóvenes

 

C.E.S –Centro Espacial de Salamanca- así podríamos denominar a Fonseca este fin de semana, ya que es la sede del torneo First LegoLeague. Unos 150 estudiantes de entre 6 y 16 años, procedentes de colegios e institutos de Castilla y León y Madrid participan en el evento, que este año sede dedica al espacio. 

El desarrollo de las competencias STEM (acrónimo en inglés para definir ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) es uno de los objetivos fundamentales a nivel mundial.

Estas competencias son clave para fomentar una economía competitiva que dé respuesta a los retos reales de la sociedad, basada en el conocimiento, respetuosa con el medio ambiente y socialmente inclusiva.

First Lego League desafía cada temporada a los jóvenes a resolver problemas del mundo real tales como el reciclaje, la gestión del agua o las energías renovables mediante las oportunidades que ofrece la ciencia y la tecnología.

Esta temporada, el Desafío into orbit ha transportado a los equipos al espacio con el objetivo de identificar un problema físico o social con el que se enfrente el ser humano durante una exploración espacial de larga duración.

Le preguntamos a Antonio José Alonso, director del evento, si es verdad que a determinada edad hay más niños interesados en la robótica, programación,… Nos saca de dudas. “No, al menos lo que vemos en este torneo es que hay paridad. Hay equipos que están formados solo por chicas, otros por chicos y otros mixtos. Lo que sí está claro es que saben muy bien quiénes son los mejores en sus campos y los designan para comandar ese ámbito, sin mirar si son chicos o chicas”.

Alonso asegura que este tipo de torneos fomenta la creatividad a través de la una temática que cada año cambia. En esta edición, Fonseca se ha convertido en un centro espacial. También contribuye a estimular la competición, así como el trabajo en equipo y los valores. “Premiamos todo, la técnica, el diseño y los valores que quieren transmitir, además de comprobar si entre ellos se respetan, si valoran el trabajo de los compañeros, si tienen buenas relaciones entre ellos y son amables con la organización, jurado o público. Todo se valora”.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba