Local

La construcción de un colegio mayor ‘acabaría’ con una de las postales del Salamanca

La Asociación ‘Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio’ recuerda al Ayuntamiento de Salamanca que tiene el deber de informar sobre los proyectos de construcción de nuevos edificios

El proyecto para la construcción de, inicialmente, un colegio y una gran residencia de estudiantes en el interior del ámbito delimitado por el Plan de Gestión Integral demanda un análisis detallado y crítico

 

La Asociación ‘Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio’ recuerda al Ayuntamiento de Salamanca que, de acuerdo con la Guía Operativa para la aplicación de la Convención sobre Patrimonio Mundial de la UNESCO de 1972, en virtud de la cual Salamanca fue inscrita en 1988 en la Lista del Patrimonio Mundial, los Estados Parte deben informar «por medio de la Secretaría de la UNESCO acerca de sus intenciones de acometer o autorizar, en una zona protegida por la Convención, restauraciones de importancia o nuevas construcciones que podrían alterar el valor de Patrimonio Mundial de dicho bien«.

La notificación debe hacerse lo antes posible (por ejemplo, antes de redactar documentos básicos para proyectos concretos) y antes de que se adopten decisiones difícilmente reversibles, con el fin de que el Comité pueda participar en la búsqueda de soluciones adecuadas para garantizar la conservación íntegra del valor del lugar como Patrimonio Mundial.

Es, por tanto, obligación del Ayuntamiento de Salamanca informar al Estado Español y pedir que éste dé traslado al Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO sobre nuevos proyectos de construcción como el de un colegio y una gran residencia de estudiantes, inicialmente con ese uso, en la Calle Cordel de Merinas, en el interior del ámbito delimitado por el Plan de Gestión Integral, en una parcela que siempre fue huerta y que ahora resulta edificable.

Los edificios de nueva planta que se pretenden construir, con una altura máxima de 13,6 metros, planta en forma de peine y diseño industrial, en uno de los principales accesos a Salamanca, en las inmediaciones del Río Tormes y desde una zona que permite contemplar y ubicar una serie de edificios relevantes de la ciudad histórica así como los perfiles de la misma, no revalorizan el Conjunto Histórico de Salamanca, ni a un buen número de edificios de interés que desde esta ubicación o sus inmediaciones pueden contemplarse; es más, muchos de ellos dejarán de ser visibles como hasta ahora lo han sido y, en todo caso, servirá para descontextualizarlos dado que los edificios proyectados no pretenden integrarse en una ciudad monumental y sí distinguirse por ser manifiestamente contemporáneos.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ya presentó alegaciones en contra de las licencias ambientales por una larga serie de cuestiones urbanísticas, medioambientales, paisajísticas y patrimoniales. Más allá de las mismas, las cuales fueron desestimadas por parte del Ayuntamiento de Salamanca sin entrar a valorarlas, y tras un análisis de la situación inmobiliaria de Salamanca, no se entiende un proyecto de estas características como tampoco la ausencia de crítica con la que el mismo ha superado, sin apenas objeción, casi todos los trámites administrativos.

La construcción de estas dos edificaciones de nueva planta, y que al parecer cuentan con el aval -para recibir la consideración de «Colegio Mayor»- gracias a una universidad madrileña, vulnera los principios del Plan de Gestión Integral de la Ciudad Vieja de Salamanca, evidenciando que la legislación urbanística impera sobre la patrimonial, cuando bien merece ser al contrario, y pone en cuestión la idoneidad (o adecuación a las características propias de Salamanca) del planeamiento urbanístico vigente, que debería garantizar la conservación y la protección de la ciudad monumental ante la falta de sensibilidad de los responsables políticos de turno.

Por todo ello desde la Asociación se pide a los responsables municipales mucha prudencia ante la aprobación de este u otros proyectos, que no tienen el aval de todos los organismos necesarios, y que se presentan como un desarrollo que cuestiona la conservación de los valores universales excepcionales, lo que tiene un alto coste para la ciudad y presagia el lamento colectivo.


Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Una gran residencia no tiene futuro, no es necesaria…
    Un PARKING público en condiciones para alumnos y profesores de l facultad y de colegios como el calasanz es totalmente lógico y además necesario … dado la dificultad de aparcar por la zona y dado lo malo que está la trasera del puente, que muchos hemos utilizado y seguimos utilizando a pesar de la mala situación, condiciones, piedras, barro… y robos q ha habido en varios coches

    1. Por qué dices que no tiene futuro?
      Si no tuviera futuro la empresa no invertiría un pastizal, no crees?
      Lo que sí me parece importante es garantizar que no se pierdan las vistas de la ciudad vieja desde el acceso por el puente y que la calidad arquitectónica de la obra esté a la altura de la ubicación y. O nos planten un bodrio. Si van a hacer algo, que sea bueno arquitectónicamente hablando y no quite vistas.

  2. Salamanca debería comenzar a cuidar un poco la única «industria» que tiene: ser patrimonio de la humanidad.

Deja un comentario

Botón volver arriba