fbpx
Local

Las terrazas de la Plaza serán iguales

La reforma de la ordenanza municipal deja La Rúa como estaba

El Ayuntamiento presentó este lunes el proyecto de modificación de la ordenanza municipal reguladora de la instalación de terrazas en terrenos de uso público de la ciudad de Salamanca y el proyecto de ordenanza municipal reguladora de la instalación de terrazas en la Plaza Mayor y en algunas de las calles aledañas que deja casi como estaba La Rúa, intransitable, y obligará a que todas las terrazas de la Plaza tengan el mismo mobiliario.

 

Ambos documentos han sido remitidos a los grupos políticos y que serán analizados el miércoles, día 18, en la comisión informativa correspondiente, para su posterior debate en el pleno del 27 de diciembre, tras el cual se someterá a un periodo de exposición pública, antes de entrar en vigor, a finales de febrero o principios del marzo de 2020.

El concejal de Protección Ciudadana, Fernando Carabias, ha dicho que las ordenanzas serán “muy positivas” para todos los salmantinos, que van a ganar espacio para el disfrute de la vía pública, podrán acceder con facilidad a los comercios y contemplar sus escaparates y podrán seguir disfrutando de la calidad del servicio de los establecimientos de hostelería, con “más orden”, con una “mayor armonía visual” y sin los “graves perjuicios” económicos y para el empleo que acarrearían consigo posturas “maximalistas”, como la total eliminación de las terrazas.

En este sentido, ha anticipado que el Ayuntamiento de Salamanca pondrá “todo su empeño” en que las normas recogidas en estas ordenanzas se cumplan “a rajatabla” y, al respecto, ha avanzado que se adoptarán todas las medidas legales para evitar abusos, incluyendo las correspondientes infracciones que sean necesarias.

Conmueve ver al Ayuntamiento ahora preocupado por la armonía visual y la monumentalidad de la ciudad apeas unos días después de permitir la celebración en la Plaza Mayor de un evento cívicocultural del calibre de la Nochevieja Universitaria, que como bien se sabe rinde culto a la monumentalidad y armonía visual del ágora salmantino.

En relación con la modificación de la ordenanza existente y que regula las terrazas en el término municipal de Salamanca, Fernando Carabias ha indicado que para la concesión de nuevas licencias o para la revisión de las existentes se tendrá en cuenta evitar o minimizar las posibles molestias derivadas de su existencia, ubicación o explotación.

Al respecto, ha detallado que entre las principales novedades se establecen dos temporadas para las terrazas, la anual y la parcial, comprendida entre el 1 de mayo al primer domingo de octubre. Además, ha avanzado que en los soportales quedará siempre un paso libre de un mínimo de dos metros lineales y que se exigirá limpieza, salubridad y condiciones de seguridad en todo momento. Asimismo, ha explicado que se autorizará una única mesa alta para fumadores junto a la puerta de los establecimientos, siempre y cuando no esté instalada la terraza.

Plaza Mayor y calles aledañas

En cuanto a la ordenanza municipal reguladora de la instalación de terrazas en la Plaza Mayor y en algunas de las calles aledañas, ha especificado que su ámbito de aplicación abarca, además de la propia Plaza Mayor, la Rúa Mayor, la Calle Concejo, la Calle Espoz y Mina, la Plaza de la Libertad, la Calle Meléndez, la Calle Obispo Jarrín, la Plaza de San Julián, la Plaza del Peso, la Plaza del Poeta Iglesias, la Calle Sánchez Barbero, la Plaza del Mercado y la Plaza del Corrillo.

Tal y como ha dicho, esta ordenanza es “sencilla” y también “flexible”, para ser adaptable en todo momento a la realidad y entre sus principales novedades incluye que las licencias tendrán un período de vigencia máxima de dos años,  tras el cual podrán renovarse en los mismos términos, siempre y cuando no existan variaciones en el número de licencias concedidas para establecimientos dentro de la zona.

Además, ha señalado que para favorecer el empleo y la calidad del servicio, se establece que el titular de la licencia será responsable de que la terraza se sirva y esté atendida de forma real y efectiva por personal del establecimiento durante todo su horario de explotación.

Por otro parte, “buscando una armonía visual y una mejora estética acorde con la monumentalidad” de la ciudad, ha explicado que en la Plaza Mayor y en la Rúa Mayor, todo el mobiliario que se instale será de carácter único, tanto en lo relativo a mesas y sillas, como a sombrillas y elementos adicionales. El modelo será determinado por el ayuntamiento y los hosteleros tendrán un plazo de tres meses para adecuarse al cumplimiento de este punto, una vez que entre en vigor la ordenanza.

Entre las novedades, el edil se ha referido también a que en la Rúa Mayor, en la Plaza de la Libertad, en la Calle Meléndez, en la Plaza del Peso y en la Plaza del Poeta Iglesias, se ganará espacio para los peatones, colocando las sillas en el sentido de la circulación de la calle. Además, «para permitir una mejor circulación de los peatones» se restringirá el número de veladores en varios de los arcos de acceso a la Plaza Mayor y en la Calle Rúa Mayor se pasa de 48 sillas a 40 por módulo.

Asimismo, se establece un horario para la instalación de las sombrillas en La Rúa, que va desde las 12 a las 16 horas de noviembre a marzo y desde las 12 a las 18 horas de abril a octubre; se disminuye el número de veladores en la Plaza de San Julián y calle Obispo Jarrín; y en la calle Concejo se limita a una sola fila de mesas para mejorar el tránsito hacia y desde la Plaza Mayor.

Con todas estas modificaciones, ha insistido, “se gana espacio para los peatones”, sin llegar a “situaciones extremas” como la total eliminación de terrazas, que ocasionaría un “gravísimo perjuicio” al sector hostelero y a sus diferentes proveedores, pero sobre todo a muchas familias salmantinas, en las que alguno de sus miembros podría verse abocado a encontrarse sin empleo.

Al hilo de lo anterior, ha indicado que, según estudios que se manejan, la eliminación completa de las terrazas solo en La Rúa Mayor supondría dejar sin trabajo a unos 60 profesionales de esta ciudad, con la repercusión que significa en las personas que dependan de ellos.

 

Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Lo de la flexibilidad nos ha llegado a los ojos, efectivamente algunas terrazas, ya saben doblar las esquinas, otras se bifurcan, otras se suben a la acera. Además que ya lo aprenden solas, es un fenómeno que tiene absortos a los ciudadanos y a la propia policia local.

  2. ALGUIEN SE IMAGINA UN DIA DE LLUVIA, EN LA PLAZA MAYOR, TODO EL MUNDO «PASEANDO POR LA PLAZA MAYOR» EN DOS METROS,

  3. PENSAMOS QUE ESTO ES UN PROBLEMA DE ESTRATEGIA, FALTAN MUCHAS MÁS TERRAZAS, SERIA CONVENIENTE QUITAR LOS BANCOS PÚBLICOS, de hecho en la plaza se quitan muchas veces, VALLAR LOS PARQUES, pero todos los parques, no solo Campo San Franisco y Colon. SE TRATA DE CREAR UN LABERINTO DE MESAS, SILLAS Y TABURETES,- YA CASI CASI ESTÁ, PERO HAY QUE PERFECCIONARLO, POR EJEMPLO, CUANDO LA PLAZA MAYOR ESTUVIERA MUY LLENA, QUE ESTA SE CERRARA AUTOMÁTICAMENTE CON + TERRAZAS, CLARO ES, Y SI QUIERES SALIR, PUES A PASAR POR CAJA.

  4. El cinismo de estos politicos no conoce limite. Cualquiera de las afirmaciones que aqui se atribuyen al concejal no admitirian ni dos observaciones. Y no es cierto que la Rua seguira igual. Se pondra peor, de entrada han aumentado el numero de modulos. Ademas de los que habia, nuevos bloques de terrazas aparecen frente a las conchas, y otros espacios de la calle. Y en la isla de la rua ni un banco publico. Todo el espacio para las terrazas. Nuevos establecimientos se preparan para seguir haciendo negocio a costa del suelo publico. Total por 100€ el metro al año, se dispone del espacio que quieras en la mejor zona turistica, y encima te la limpian, alumbran y conservan, con la proteccion de la autoridad, que para eso. En la plaza se pasa a ocupar los soportales (se reservan 2 metros para el paso de peatones). Y en las calles (aceras) el paso sera de 1 metro.

Deja una respuesta

Botón volver arriba