Opinión

El señorío del Real Madrid

Ni el guionista mejor considerado podría engendrar un sainete como el que acabamos de protagonizar en Salamanca a cuenta del partido de Copa entre Unionistas y el Real Madrid, que no podía terminar sin un papel protagonista del Ayuntamiento de la city, poniendo en evidencia la ineptitud, dejación y vaguería de sus regidores desde los 90, a quienes se les llena la boca con el interés de la ciudad, el bienestar de las familias y sus niños (utilizando su mismo lenguaje) y a la hora de la verdad comprobamos que vamos en un barco a la deriva, adonde la marea nos lleve.

La suerte quiso que el negocio del fútbol de élite nos tocara, aunque solo fuera por un día, con su acreditada capacidad para generar unos ingresos formidables. Pero nos ha cogido desprevenidos.

El alcalde se resiste a reconocer que desde el Ayuntamiento se ha vuelto a procrastinar y lo reduce a un simple “problema técnico”. Las Pistas, que desde 1993 son propiedad al 50% del Ayuntamiento de Salamanca y la Diputación (ambas instituciones gobernadas por el PP durante las últimas décadas) no tienen las licencias en regla y Carbayo dice que ahora “se ha actuado con muchas prisas”. Con un par.

Esto no es casualidad. Lo novedoso ahora es que esa incompetencia atávica ha saltado los límites del término municipal y se ha dado a conocer por toda España sin ningún complejo, sobre todo en programas deportivos radiofónicos nocturnos de gran predicamento. Ahora ya saben que no escatimamos medios para organizar la Nochevieja Universitaria, pero si nos encargan algo distinto a un botellón nos ahogamos en nuestros propios jugos.

El partido de Copa entre Unionistas y el Real Madrid, que estaba destinado a ser una fiesta y a solucionarle la vida al equipo de fútbol local para un par de años, ha tenido la virtud de desenmascarar lo peor de nosotros.

Este gatillazo no es más que una consecuencia previsible de unos dirigentes políticos municipales que no están a la altura de sus cometidos y de la idiosincrasia de los salmantinos, esa que llevamos décadas o siglos trabajándonos (a la que no son ajenos esos dirigentes) y con la que, según parece, estamos encantados de habernos conocido, pero con la que no puedes ir ni a la vuelta de la esquina sin correr un alto riesgo de estrellarte.

El partido de Copa entre Unionistas y el Real Madrid, que estaba destinado a ser una fiesta y a solucionarle la vida al equipo de fútbol local para un par de años, ha tenido la virtud de desenmascarar lo peor de nosotros.

Por un lado, están esos políticos que generan más problemas de los que resuelven, y eso a pesar de que su laboriosidad no parece ser demasiado intensa.

Por otro, la gestión que se ha hecho desde el club. Se han confundido los conceptos de orgullo y humildad, haciéndolos incompatibles y elaborando un criterio moral tan rígido que ha impedido cerrar un buen negocio (fácil y lícito, aunque parezca mentira) sin atentar contra esos valores igualmente respetables del club.

Ha salido la vena castellana, esa que tantas veces ha hecho perder el negocio de tu vida por no darle algo a ganar al vecino. Lo que viene a ser tirar piedras contra su propio tejado guiándote por un orgullo malentendido.

Así nos van las cosas y así seguirán, en vista de lo que acabamos de presenciar.

El señorío que se ha visto en este sainete ha sido el Real Madrid, que también tiene lo suyo, pero es el único para el que este compromiso es una molestia, pero no puso objeciones a jugar en un campo de tercera y ofreció el suyo para evitar el conflicto que se había generado y multiplicar el beneficio para Unionistas sin menoscabo para nada sus valores, que seguro son otros, pero por lo menos más sofisticados.

Suerte para Unionistas y, los demás, a por otra Nochevieja Universitaria, que en eso somos unos hachas.

— oOo —


Noticias relacionadas

5 comentarios

  1. Aqui el problema no es el ayuntamiento. El problema es unionistas, primero por el orgullo que tienen, y segundo ya viene de lejos, de Cuando el helmantico salio a subasta yno fueron capaces de comprarlo y es hay desde dnd vienen sus lloros. Ahora nos esta costando mas a todos los salmantinos, por que de los dos millones de dinero publico que esta invirtiendo el ayuntamiento para arreglarles el reina Sofía no hablan, Pa eso el ayuntamiento es muy bueno. En cambio ellos solo se miran su ombligo ya que no kieren que vaya a ver el partido nadie que no sea de su sequito, asiq sandoval y esbirros espero que haga un frio que se os cogelen hasta los pelo del culo, yo lo vere desde casa y me ahorrare los 80€ que os iba a dejar comprando las entradas

  2. Sois un poquito pesados unionistas . El problema viene de atrás porque sois unos orgullosos prepotentes egocéntricos . Es un partido y parece que al Salamanca se le va la vida en ello. Ijugarlo en las pistas y si no tenéis gradas las puntas. Creo que lo que pasa es que no queréis jugar en el helmantico porque es mucho campo para vosotros . Egocéntricos. Tanto armar y al final os vais ha quedar sin nada . Es vergonzoso que no se hable de otra cosa en Salamanca. Patétricos que dais penas .. venga así os meta el Madrid 33 pesados

  3. Si os comierais el orgullo y lo hicieras donde lo tenéis q hacer,seguro q más de uno nos gastariamos dinero en las entradas .De esta manera lo veo en mi casa,me ahorro cuatro entradas,y no paso verguenza cuando vean donde vaus a meter a un equipo como el madrid….ojala perdais!!

  4. Antes de pensar si podré ver o no el partido, y de la vergüenza que me da ser de aquí en ciertas ocasiones, voy a ver qué significa PROCRASTINAR (he vuelto a leer el palabro cuatro o cinco veces, no sea que me equivoque).

Deja un comentario

Botón volver arriba