Opinión

Saludemos al sol

 

De nuevo bienvenidos todos a vuestra columna de yoga, en la que vamos tomando ricas píldoras de esta disciplina milenaria.

 

En algunas columnas te cuento las bases y fundamentos del yoga, en otras hablamos de las divertidas anécdotas de Juana (alumna imaginaria) y en otras conocemos las posturas de yoga. Este es el caso de esta semana, asana.

Te presento a pranamasana o postura de la oración. Y dicho así suena serio, pero te digo que es una postura como de inicio y de unión. Postura de inicio porque es la postura con la que comienzas el saludo al sol. Y de unión porque tus manos se juntan a la altura del pecho, y es como un gesto de juntar, de unión.

Pranam significa, respetar y como ya sabes asana postura, es la postura para respetar. Con ella puedes honrar tu práctica de yoga y bucear en ella desde ese lugar de respeto.

Cuando viajé a Tailandia, vi como muchas veces hacían esta postura para saludarse, como diciendo: “Te respeto, hola”. Y luego he leído que es muy común en países orientales usar pranamasana como un bonito gesto hacia la persona que saludas. Y la verdad que a mí me sale muchas veces para agradecer. Si la haces con sentimiento, la verdad que da mucha paz.

Pranamasana es una postura de la familia de las posturas de pie. Y tal vez parece que no estamos haciendo nada, pero de verdad, la próxima vez, hazla con intención, puedes cerrar los ojos y sentir esa calma en el centro de pecho.

¿Cómo hacer la postura de la oración?

1.- Comienza de pie en tu esterilla.

2.- Con las piernas y los pies juntos.

3.- Tus manos están juntas a la altura del pecho y puedes colocar los pulgares rozando en el esternón, siente ahí el latido de tu corazón. También se relajan los hombros al apoyar los pulgares.

4.- Alarga tu espalda y respira tranquilamente.

5.- Deja que este momento te aporte concentración y presencia para tu saludo al sol.

Los beneficios de practicar el saludo al sol son muchos, y como sugerencia hay que realizarlo cinco veces. Esto es: diez vueltas, cinco con la izquierda y cinco con la derecha. Hazlo acompañado de la respiración. Unas asanas favorecen la inhalación, esto es coger aire y otras la exhalación,soltar el aire.

Pranamasana inicia y termina la secuencia de suryanamaskar, el saludo al sol. Así que disfruta desde ahí todas las posturas de este bonito saludo. Es una postura sencilla y no es exigente, aprovecha para recoger toda la energía que se da en el saludo al sol.

Ten un buen día y cuida tu energía. Ganesha Salamanca

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba