Opinión

Ocio yóguico, con buen humor

 

Hola, te saludo desde tu columna de yoga semanal, hoy lo hago con las gesto de namaste, sin darte la mano. Si me vienes leyendo ya sabes que este mes lo dedicábamos a los niyamas que son cinco y os iba a contar uno cada semana. Pero debido al fluir con la situación no podemos por menos que esta semana dedicarlo al momento que estamos viviendo. Retomaremos nuestros niyamas, prometido. Hoy os quiero acercar muchos recursos de ocio yóguico, con el lema #yomequedoencasa y brindaros mi aportación a que esto sea más ameno y amable.

Resulta que las leyes del universo actúan y lo que antes era normal (e incluso lo dabas por hecho sin ser consciente de su valor) o quizás no lo practicabas mucho… ahora se echa de menos. Y me refiero al contacto, porque en este momento no podemos tocarnos ni abrazarnos, ni darnos dos besos con algún amigo, ni recibir una caricia…

Y todo esto da mucho que pensar, ¿ahora añoramos ese abrazo que no dimos a aquel colega por la calle? ¿Extrañamos ese contacto humano que tanto calorcito rico genera? Ahí lo dejo.

Por otro lado, resulta que como estamos tan habituados a no tener tiempo (y dibujo comillas en el aire al decir esto), tan tan acostumbrados a ir con prisas, ahora que se nos brinda la oportunidad de estar más en casa, de estar teniendo más tiempo para la familia y para ti… ¡¡¡OH!!!! Horror, no sabemos qué hacer.

Pues te voy a plantear ocio yóguico y con buen humor:

  • Dedicar más tiempo a tu práctica de yoga.
  • Abrir tiempo a leer algún libro de yoga, como Las claves del yoga, El pequeño libro de la respiración, Yoga para la mujer, El árbol del yoga
  • Aprovechar para aprender o integrar tu práctica de meditación, dedicando más minutos cada vez que te sientes, o sentándote varias veces al día si ya lo hacías una vez cada día.
  • Dedicar tiempo a enseñar yoga a tus compañeros de piso, a tu pareja, o incluso a tu gato…
  • Aprender a hacer tu kit de limpieza casero y natural para tu esterilla, con aceites esenciales de árbol de té, lavanda y limón.
  • También puedes colorear mandalas como técnica de meditación.
  • Indagar en la filosofía yóguica.
  • Leerte estas columnas de yoga que te quedaron pendientes, o releer aquellas que te encantaron o que quizá te dejaron pensando.
  • Puedes construir un bonito altar para tu meditación, con una velita o unas flores, incienso… Be free, siéntete libre.
  • Pintar piedras como técnica de meditación y dejarlas bien bonitas.

El caso es que en estos días en los que se nos brinda la oportunidad de ser solidarios y pensar en el bien común, y no en el individual, te mando un gran abrazo de esos que hacen cerrar los ojos, un abrazo sentido y con las manos lavadas.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

Ganesha Salamanca


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba