Castilla y León

Sancionada: Estaba sentada en un banco “esperando a unas amigas para ir a desayunar”

Castilla y León acumula desde el 14 al 26 de marzo 8.374 denuncias

Agentes de la Policía Local de Valladolid levantaron acta por el incumplimiento del real decreto de alarma a una joven que se encontraba sentada en un banco de la calle Miguel Íscar, en el centro de la ciudad, “esperando a unas amigas para ir a desayunar”, según especificó a los funcionarios públicos.

 

En virtud del decreto por el que se establece el estado de alarma, los agentes procedieron a sancionar a la joven y lo destacaron en la cuenta de Twitter del cuerpo, con un ‘¡Ver para creer!’.

Castilla y León acumula desde el 14 al 26 de marzo 8.374 denuncias, 8.520 vehículos interceptados y 73 detenidos por incumplimientos de las limitaciones de circulación, tanto de transeúntes como de vehículos, que impone el estado de alarma.

Los datos de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, precisan que en estos 12 días, la Comunidad se situó en quinto lugar en este ranking, después de Cataluña, que registró 23.655 sanciones y 152 detenidos; Andalucía, con 20.524 denuncias y 164 arrestados; Valencia, con 18.768 y 150, y Madrid, con 17.522 expedientes y 202 arrestados.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado reforzarán de nuevo a partir de la tarde de hoy, viernes, y de cara al fin de semana, hasta el domingo por la noche, los controles de tráfico, con 530 patrullas previstas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en toda la Comunidad autónoma y dispositivos especiales en las provincias de León y Valladolid.

De igual forma, se establecerán dispositivos de vigilancia en todas las salidas desde y hacia la Comunidad de Madrid para vigilar, de nuevo, que nadie abandone su domicilio para trasladarse, fuera de los supuestos excepcionados en el estado de alarma, a segundas residencias o cualesquiera otros destinos de ocio.

El Ministerio del Interior informó de que ha dado instrucciones para que los agentes continúen actuando con proporcionalidad, pero también con el necesario rigor para concienciar a la ciudadanía de la necesidad de quedarse en casa.

La Delegación del Gobierno en Castilla y León reiteró el llamamiento a la población para que, observen las normas y colaboren con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cada día, tanto durante el periodo laborable como los fines de semana, durante los que no puede relajarse el confinamiento “bajo ningún concepto” conscientes de “la gravísima situación de alerta sanitaria en la que nos encontramos”.

No obstante, la Delegación recuerda que hay excepciones a la limitación de circulación y reitera a los ciudadanos que, por ejemplo, está permitido salir de casa “a las personas con discapacidad, que tengan alteraciones conductuales, como por ejemplo personas con diagnóstico de espectro autista y conductas disruptivas, que se vean agravadas por la situación de confinamiento derivada de la declaración del estado de alarma, y a un acompañante, a circular por las vías de uso público, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio».

La Delegación reclama “prudencia y respeto” por parte de todos para las personas que, incluidas en alguna de estas excepciones, abandonen brevemente el confinamiento en sus domicilios. De igual forma, se insta a la responsabilidad de quienes pasean a sus mascotas, que pueden hacerlo únicamente durante el tiempo “imprescindible y lo más cerca posible de sus casas”, para evitar ser objeto de la actuación policial, así como la cautela de quienes acuden a establecimientos de alimentación o farmacia con niños, para que se aseguren de que estos también respetan las medidas de seguridad.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba