Local

Las mascarillas defectuosas de la Junta llegaron a las residencias de Salamanca

Al menos en tres ocasiones en el último mes ha distribuido protecciones defectuosas o no homologadas

La Junta de Castilla y León ha distribuido, al menos tres veces en el último mes, mascarillas defectuosas o no homologadas entre las residencias de mayores de la provincia.

 

El servicio territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca remitió a finales del mes de abril un escrito a las residencias de mayores donde se les informaba del envío de un lote de mascarillas defectuosas correspondientes al modelo denominado “Garry Galaxy”, según denunciaron este viernes los socialistas.

En ese mismo documento también se les comunicaba que se iban a recoger todas las mascarillas de este tipo que no se hubieran utiliado, y que en caso de haberlo hecho, se pusieran en contacto con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

El viernes 8 de mayo, este mismo servicio territorial informaba a través de un correo electrónico sobre un nuevo reparto de mascarillas defectuosas que no cumplían las garantías suficientes, concretamente las del modelo FFP2 de la marca Moloven Butterly Type y Subolun KN95, distribuidas por la Gerencia Regional de Salud de la Junta de Castilla y León

Finalmente, el pasado lunes día 11 de abril, esta misma semana, y también desde el servicio territorial, se volvía a enviar otra misiva en los mismos términos que la remitida a finales del mes de abril donde se advertía de una nueva entrega de mascarillas defectuosas o no homologadas pero en esta ocasión del modelo “fulding mask KN95”.

En base a estos hechos, ante la alarma social y sanitaria, y la incertidumbre creada entre los profesionales y los usuarios de las residencias de mayores por este asunto, los procuradores socialistas salmantinos han solicitado a la Junta que se les proporcione por escrito la cantidad de mascarillas defectuosas o no homologadas que se han distribuido en la provincia de Salamanca, la relación de los centros donde han sido entregadas y en qué cuantía exacta, y el número que se hayan retirado ya con posterioridad a esas entregas.

También han mostrado su preocupación y su interés por conocer el número de profesionales que han utilizado estas mascarillas defectuosas o no homologadas en centros y residencias de mayores y, cuántos de ellos, han dando positivo hasta la fecha desde el día en que se distribuyeron dichos equipos de protección, además de solicitar información sobre el número de estos trabajadores que han decidido acudir al servicio de Prevención de Riesgos Laborales por el uso de este material


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba