Opinión

Amor, conocimiento y acción

 

Lee yoga. Bienvenidos a la columna semanal donde leemos yoga. Si te acabas de incorporar te cuento que este verano estamos maridando el arte y el yoga. Hemos visto una yoguipeli cada uno desde su sofá y también nos hemos conectado con la música yogui. Hoy, como seguro que te gusta mucho leer, como a mí, hablaremos de un libro y yoga.

El arte de la lectura es una forma de viajar, de conocer, de imaginar…de hacer tu día a veces más llevadero. Hay una frase que dice “Debería haber más poesía en las calles…” y es cierto.

La lectura es darle a tu mente un espacio de relajación donde hay meditación. Porque cuando lees, o lees o no te enteras. Estás ahí en cada página, en cada letra, en cada expresión…

Pues para empezar con la lectura estaba en duda de si comenzar con algo más ligero o más profundo, y total que empezamos a lo grande. Título del libro El árbol del yoga, autor B.K.S. Iyengar.

Aprovecho para presentar y honrar a Iyengar, gran maestro de yoga. Seguro que has visto alguna fotografía de él practicando con sus cuerdas, sus mantas, y sus cositas. Con frases muy conocidas como la que habita en nuestra web: «En el yoga tres cosas muy importantes siempre han de estar unidas en todo: el amor, el conocimiento y la acción.» 

Iyengar quien practicó yoga más de 75 años, es considerado uno de los maestros de yoga más importantes del mundo y una persona muy influyente. Nos dejó un valioso legado de yoga y también de libros de yoga. Hoy vemos El árbol del yoga, para mí muy especial porque fue de los primeros que leí.

El árbol del yoga es un libro que está genial para los ojos de las personas que se acercan al yoga por primera vez, y también es un libro para volver a leer en profundidad y con otros ojos cuando ya llevas tiempo practicando. Desde luego que es un libro de consulta al alcance de cualquier yogui.

En mi opinión es un libro sencillo y de fácil lectura, muy conciso y directo, y que te puede seducir desde las primeras páginas. Habla en profundidad sobre qué lugar debe ocupar el yoga en la vida cotidiana o el alcance de los Yogasutras de Patanjali.

El maestro Iyengar, que hizo su transición en agosto de 2014 a los 96 años, en este libro nos habla de las ocho ramas del árbol del yoga. Además de hablar de las posturas, nos da pistas, guías, claves para colocar el enfoque más allá del reto físico.

Escribiendo esta columna y revisando mi libro lleno de apuntes, colorinches y separadores… me encontré con una frase suya subrayada en fosforito:

“Cuando practico, soy filósofo,
cuando enseño, soy científico,
cuando muestro, soy artista”

Así que te invito a abrir tu mente con esta obra de arte y yoga. Que tengas un buen día y cuides tu energía.

Ganesha Salamanca


Deja un comentario

Botón volver arriba