Opinión

Enjoy Multiusos, peseteros

Por medio de este escrito quiero denunciar la actitud de los responsables del gimnasio Enjoy Multiusos con motivo de la pandemia y las dificultades para darse de baja.

Durante los últimos meses intenté en vano contactar por teléfono con el centro. Les envié varios correos comunicándoles mi intención de darme de baja, pero cuando respondían (pasado el tiempo) enviaban un correo estándar, que supongo igual para todos, en el que venían a decir que mientras estuvieran cerrados no querían saber nada, y que al volver a la actividad no cobrarían los días de marzo que dejaron de prestar servicio al llegar el estado de alarma.

El jueves detecté que me habían realizado un cargo, mayor de lo que deberían, teniendo en cuenta que debían descontar más de medio mes (lo pendiente de marzo).

Les envié otro correo pidiendo explicaciones y comunicándoles de nuevo mi intención de darme de abaja, pero corrió la misma suerte que los demás.

Hoy insistí por teléfono, a pesar de lo que cuesta contactar por esa vía. Lo conseguí y la empleada me dio respuestas vagas sobre las dificultades que han tenido todas las empresas para atender durante la pandemia (ajo y agua), y me confirma que no solo me han cargado parte de julio (insisto, más de lo que debían), sino que al ser día 25 me iban a cargar la cuota de agosto, porque hay que pedir la baja en persona en la taquilla del centro antes del día 24 de cada mes.

Se conoce que para responder correos no había nadie, pero para darte el sablazo les ha sobrado tiempo. Unos peseteros que actúan con la complicidad del ayuntamiento. Muchas gracias a los dos.

Firmado: Un usuario toreado.

Un comentario

  1. así nos va, antes había muchísima gente que entrenaba en el Aldehuela, desde que se privatizó el servicio, hay mucha menos gente. Pero eso al gobierno municipal del PP le da igual. Lo importante es que haya una empresa amiga que se beneficie de una instalación pública, que después de remodelada, ha costado millones al Ayuntamiento.

Deja un comentario

Botón volver arriba