Castilla y León

La pandemia no es el problema más grave para nuestros paisanos

Es el tercero tras el paro y la despoblación

Seis de cada diez ciudadanos de Castilla y León, el 60,3 por ciento, manifiesta que la pandemia le ha afectado mucho o bastante en su vida personal. El 38,6 por ciento de los encuestados considera que le está afectando algo, nada o casi nada. En concreto, el 24,7 por ciento estima que algo y el 13,9 por ciento opina que nada o casi nada. Así se desprende del sondeo de Sigma Dos para Castilla y León Televisión, que se realizó entre el 2 y el 9 de diciembre a 3.300 castellanos y leoneses mayores de edad a través de un cuestionario telefónico.

 

Ical.- Por segmentos de población, los resultados indican que la pandemia ha afectado mucho o bastante en su vida personal al 62,1 por ciento de las mujeres y al 58,6 por ciento de los hombres. En cuanto a la edad, el impacto en la vida personal ha sido mayor entre las personas de 45 a 64 años (65,3 por ciento) y las de 30 a 44 (63 por ciento).

En todas las provincias de la Comunidad predomina la proporción de personas que afirman que la pandemia les ha afectado mucho o bastante en su vida personal. La población de Burgos es la que más acusa la situación, con un 64,4 por ciento, seguida de Ávila (63,5 por ciento). Quienes menos consideran resentida su vida son los segovianos (55,8 por ciento). Los datos que a este respecto arroja el sondeo son del 60,5 por ciento en León; del 59,9 por ciento en Palencia; del 59,1 por ciento en Salamanca; del 55,8 por ciento en Segovia; del 60,8 por ciento en Soria, del 59,7 por ciento en Valladolid y del 59 por ciento en Zamora.

Principales problemas

El paro es el principal problema de Castilla y León para el 16,7 por ciento de los encuestados, seguido de la despoblación y abandono de las zonas rurales (16 por ciento) y del coronavirus (14,1 por ciento), en tercer lugar.

El cuarto problema más señalado en la actualidad son los servicios sanitarios (10,3 por ciento), el quinto la gestión política y los políticos (7,8 por ciento) y el sexto, con un 5 por ciento, la crisis económica. Por debajo de este valor la falta de industria, el abandono de la comunidad, el envejecimiento de la población y la falta de recursos e inversión.

Impacto en los ingresos 

El 59,8 por ciento de los encuestados declara que durante la crisis del coronavirus el nivel de ingresos de su familia no se ha visto alterado, frente al 38,1 por ciento de los castellanos y leoneses que sí manifiesta el resentimiento de su economía en mayor o menor medida. En concreto, el 15,4 por ciento apunta que sus ingresos se han reducido menos del 15 por ciento; un 12,6 por ciento valora el impacto como bastante negativo, al ver recortada su renta entre un 15 por ciento y un 50 por ciento; el 7,4 ha perdido el 50 por ciento de su remuneración y un 2,7 por ciento ha dejado de tener ingresos.

Las personas de 18 a 44 años son las que más han notado el impacto económico, ya que han visto reducidos sus ingresos más del 50 por ciento. Esta realidad afecta especialmente a los menores de 30 años, cuyas rentas han bajado un 57,6 por ciento. El porcentaje en este sentido es del 51,1 por ciento en el caso del grupo entre los 30 y 44 años. El sondeo pone de manifiesto que quienes menos lo han notado son las personas de 65 años en adelante (16 por ciento).

En un contexto provincial, Ávila, con un 46,4 por ciento, es la que encabeza el deterioro respecto a los encuestados que han visto reducido sus ingresos, seguida de Salamanca y Valladolid, ambas con un dato del 39,6 por ciento, Segovia (38,4 por ciento), Burgos (38,2 por ciento). Palencia (35,5 por ciento) León (35,7 por ciento) y Zamora (36,5 por ciento). La provincia menos perjudicada en este ámbito es Soria (33,4 por ciento).

Más ahorro

Los datos registrados en el sondeo indican que el 60,2 por ciento de los castellanos y leoneses ha reducido gastos y procura ahorrar más como consecuencia de la COVID. El 7,2 por ciento ha tenido que retrasar pagos de recibos o hipotecas y el 9,6 por ciento ha necesitado ayuda económica de familiares o amigos.

Por segmentos de población, el talante ahorrador se ha acentuado más entre las mujeres (62 por ciento) y los menores de 30 años (69,8 por ciento). Los más jóvenes son también quienes en mayor medida han tenido que recurrir a retrasar pagos (17,3 por ciento) y pedir ayuda a familiares o amigos (22,3 por ciento).

Por provincias, la actitud de ahorro predomina en todas, con cifras superiores al 60 por ciento en Valladolid (64,4 por ciento), León (63 por ciento) y Segovia (63 por ciento). Ávila, Burgos y Zamora, con un 57 por ciento, muestran una tendencia ligeramente inferior. Los datos son del 59 por ciento en Palencia, el 58,5 en Salamanca y el 59 por ciento en Soria.

Entre quienes han tenido que aplazar el pago de recibos o hipotecas, Burgos (9,5 por ciento) y Palencia (9,3 por ciento) encabezan el listado. Segovia es la menos perjudicada con el 4,9 por ciento. La encuesta registra datos del 7,2 en el caso de Ávila; 7,5 por ciento en León; 6 por ciento en Salamanca; 4,9 por ciento en Segovia; 6,3 en Soria, 6,6 por ciento en Valladolid y 7,1 por ciento en Zamora.

En cuanto a las cifras de las personas que han tenido que pedir ayuda a terceros, firman datos por encima del 11 por ciento Valladolid (11,8 por ciento), Ávila (11,2 por ciento) y Burgos (11 por ciento), con Soria en el extremo más bajo, con un 6,4 por ciento. Los datos en este apartado son del 10,3 por ciento en León; 8 por ciento en Palencia, 10 por ciento en Salamanca, 7,3 por ciento en Segovia y 8,2 por ciento en Zamora.

La televisión autonómica desgranará a lo largo de la semana los datos obtenidos en este estudio que recoge aspectos relacionados con el impacto de la crisis del coronavirus en los ciudadanos y su opinión sobre cuestiones sanitarias, políticas, económicas y sociales que afectan a la región. Igualmente incluye un apartado sobre las opciones que elegirían los ciudadanos si se celebraran ahora elecciones autonómicas y generales.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba