Más noticias

El Gobierno frena la propuesta de ley para legalizar el cannabis

Una de las propuestas que parte del gobierno tenía sobre la mesa tras su llegada al poder era una modificación de la ley actual en lo referente al cannabis. Podemos había afirmado estar estudiando una propuesta con la que cambiar el trato de la marihuana en España y legalizarla.

 

Una legalización con matices, ya que el objetivo no es otro más que establecer una regulación que permita su consumo tanto a nivel medicinal como recreativo. Movimiento que ha generado un enorme debate dentro y fuera del congreso y que incluso miembros del PSOE han querido dejar a un lado dada su delicadeza.

Aunque los de Iglesias aseguran seguir estudiando cómo elaborar un texto que se ajuste bien a la realidad actual del cannabis en España y que sepa marcar los límites adecuados, el conjunto del Gobierno y numerosos diputados han puesto por delante un muro necesario. La propuesta seguirá estudiándose, siempre y cuando se hagan los pertinentes ensayos clínicos.

La realidad es que en el país, actualmente, se pueden comprar semillas de marihuana en numerosas tiendas online que se centran en el cultivo. Esta actividad, la de cultivar las plantas, se mueve en un campo bastante gris en lo que respecta a la ley. Porque, si bien no es legal, hay determinadas circunstancias en las que tampoco es ilegal.

¿Significa eso entonces que se puede plantar cannabis de forma legal? Sí y no. El autocultivo en privado, siguiendo determinadas condiciones, está despenalizado, aunque no legalizado. Son matices importantes que llevan a cierta confusión, y que entre otras cosas demuestran que todavía hay bastante camino que recorrer para establecer unos límites y un contexto claros.

Pero, volviendo al avance de la propuesta de ley para conseguir esa legalización que la formación morada no quiere dejar atrás, fue el PNV el que trató de hacer avanzar la elaboración del nuevo texto legal. El pasado verano, preguntaba al Ejecutivo cuándo tenía planeado mover ficha.

La respuesta del órgano central fue clara: todavía es pronto para afirmar o negar nada. Considera que es necesario realizar más ensayos clínicos, sobre todo en pacientes con determinadas patologías. Aprobar el uso medicinal de la marihuana no es un paso que se deba dar a la ligera.

¿Moverá el Gobierno ficha en la aprobación del cannabis?

Todavía es necesario que haya más evidencias científicas para que se pueda establecer un plan claro de regulación. En España ya existen tiendas que ofrecen productos derivados de la planta del cáñamo, como es por ejemplo Zamnesia. Siempre dentro de los márgenes legales y evitando todas esas confusiones que se pueden dar sobre usos y posibilidades.

Según esgrime el Gobierno, decidir si se llevan a cabo programas con el cannabis medicinal es algo que se tendrá en cuenta siempre de la forma más cercana posible a los que dictan las leyes sobre medicamentos actuales. De hecho, mira de reojo también a los cannabinoides, que ya se han estandarizado en este ámbito.

A nivel mundial, como bien subrayan desde el Ejecutivo, todavía no hay un criterio unificado. Solo hay que ver que el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías ya estableció en 2018 que todavía había mucho trabajo por delante con el cannabis. Hacen falta más estudios, más pruebas y más investigaciones toxicológicas y farmacológicas para poder tomar decisiones.

A eso hay que sumar también la realización de ensayos de control de calidad, eficacia y seguridad del cannabis. Todavía hay demasiados frentes abiertos y es difícil valorar con total precisión si es algo realmente aconsejable. De ahí que el gobierno no termine de pronunciarse al respecto.

Varios países han legalizado ya la marihuana, como se lleva haciendo en Canadá desde 2018. España sigue fuera de ese marco, aunque el Vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ya defendía en 2018 que la legalización de su consumo era un paso necesario.

El líder de Podemos ha dejado claro en numerosas ocasiones que está a favor de ejecutar esta nueva propuesta de ley, de hecho es uno de sus principales artífices. Considera que un buen control de la importación y la exportación de esta planta puede suponer un fuerte impulso para la economía de la nación.

Mientras tanto, poco a poco en España se empiezan a conceder licencias para el cultivo legal de marihuana, destinada no obstante a su exportación. Este mismo verano Medalchemy recibía la autorización para la explotación de estos cultivos, aunque destinados a su comercio fuera de las fronteras.

Una empresa ubicada en el parque científico de la Universidad de Alicante, aunque forma parte de Emmac Life Sciences Group, firma británica, ha dado un paso en este sentido que muestra la flexibilidad del Gobierno actual en este sector. Es de esperar que surjan más permisos de este tipo y que, poco a poco, se llegue a un consenso sobre esta planta y su explotación.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Esto solo es otra muestra de lo que jamás tendremos, no le interesa ni al gobierno, ni a los proveedores de hashis y marihuana de toda España, es una vergüenza con el clima que tenemos y lo que cultivamos para que después lo vendamos a EEUU y a Holanda, realmente podemos ser una potencia en el mercado y crecer económicamente.

    Esta situación es una verdadera vergüenza.

Deja un comentario

Botón volver arriba