Jesús Málaga

El instituto de la Vaguada de la Palma

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

La tercera de las acciones fue la de construir un centro de enseñanza, el que se llamaría desde entonces Instituto de la Vaguada de la Palma. Su ubicación generó un debate interesante, igual al que se ha producido en otros lugares del Barrio Antiguo. La tesis del Plan Especial es que se debe ocupar con construcciones aquellos lugares que en la antigüedad las tuvieron.

Consultando cualquier plano antiguo de Salamanca se observará que la zona que ocupa el instituto estuvo siempre ocupada por edificaciones. Es verdad que otros opinan que hubiera sido mejor dejar la Vaguada abierta, con una avenida que atravesara el barrio Chino, pero lo ortodoxo es que el espacio que quedaba libre por las expropiaciones debía permanecer en un coto cerrado y la vía de penetración debía ser de tráfico restringido porque va a parar en el frontón del palacio de Monterrey.

Tal como quedó está acorde con las normas del Plan Especial de la Zona Antigua y ha logrado unos paseos ajardinados de gran valor paisajístico, ni soñados en el primer mandato de mi alcaldía. El proyecto fue obra de dos arquitectos de postín, José Carlos Marcos Berrocal y Ángel León.

A principios de 1986 se urbanizaron 14 calles más por 51 millones de pesetas: Génova, Ceuta, Goya, Florinda la Cava, América, Santo Domingo, Luis Anaya, General Albertos, Cándido Albarrán, Salmerón, La Victoria, Andalucía, Juan Miguel y La Luz. Otras tantas fueron detrás: Regato de Buenavista, San Ernesto, Alameda, Santa Rosa de Lima, Girasol, León, Castilla, San Matías y San Pedro. Al año siguiente fueron Pozo, San Julián, Prim, Flor, Obispo Alcolea, Ruiz Zorrilla, Pasaje de Carteros, Hilanderas, Carteros, Plaza Triangular, Oropéndola y la Plaza de los Oficios, en las que se emplearon 150 millones más. Un caso especial fue la urbanización de la calle Cepeda. Se realizó por los servicios municipales a principios de 1983 y ahorró un millón de pesetas a las arcas municipales.

Las urbanizaciones iniciadas en la zona Cruz de Caravaca, entre Comuneros y el Paseo del Rollo, estaban todas ellas en barro. Allí nació el parque de Pablo Picasso y se urbanizaron las calles Gómez Ulla, Nicaragua y prolongación del Parque.

— oOo —

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba