fbpx
Jesús Málaga

Operaciones de asfalto

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

La operación asfalto de 1982 actuó sobre calles de los barrios Garrido, Oeste y Antiguo. Cada año se añadían nuevas calles. En 1986 se asfaltó el Paseo del Rollo, y se actuó en los barrios de Pizarrales, Blanco, Puente Ladrillo, Labradores, Garrido, Tejares, Chamberí y Alambres. También se colocaba una capa de rodadura en las calles que habían sido urbanizadas años antes y que quedaron en cemento, a falta de la última capa de asfalto.

Para conocer el empeño de la Corporación en la lucha contra el barro y los baches valga un dato. En octubre de 1982 se habían urbanizado en Salamanca 120 calles y asfaltado 180. En total 300 de nuestras calles habían sido intervenidas. José Constantino Nalda, presidente de la Junta de Castilla y León, visitó Salamanca para revisar de primera mano las fuertes inversiones de su Gobierno en la ciudad.

Terminamos nuestros doce años en el Ayuntamiento sin barros, sin baches y con la totalidad de las calles en perfecto estado de revista. Tan solo alguna calle no se pudo urbanizar por ser de titularidad privada y no permitir los vecinos que pasara a titularidad pública. 600 calles fueron urbanizadas o asfaltadas, prácticamente la totalidad de las existentes antes del desarrollo pleno del PGOU.

Por primera vez en la historia de Salamanca los barrios conocieron la pintura en sus calles

No todo fueron parabienes. Hubo colectivos muy ideologizados que mantuvieron una postura crítica con esta política que denominaban del betún, pero puedo afirmar que fueron minoría. La mayoría de las veces éramos acogidos con simpatía en los barrios de la ciudad, incluso en una inauguración nos lanzaron pétalos de rosas desde los balcones. Debían ser algunos forofos del partido que siempre los ha habido en Salamanca. Pero se producía algo que me gustaría comentar. Cuando estábamos solucionando un problema que era colectivo, que afectaba a todos los barrios, el que quedaba para después no entendía por qué habías comenzado a solucionarlo por el vecino. Siempre era lo suyo lo más urgente, y si veían que se asfaltaba toda la ciudad y todavía no le tocaba a su calle, el enfado subía de tono.

Un día que pasaba por la calle de la Rúa camino de la Universidad Pontificia me encontré con Aníbal Núñez, el que está considerado como uno de los mejores poetas del siglo XX. Nos conocíamos desde hacía años. Se acercó y me dijo que no estaba de acuerdo con que se asfaltaran las calles, que estábamos transformando Salamanca para mal ya que la ciudad era consustancial con el barro y con las calles llenas de baches y socavones. Su ciudad idílica y poética había nacido con la Salamanca que nosotros estábamos haciendo desaparecer.

Las calles conocieron la pintura en 1980. Después de ser urbanizadas se realizaba el mantenimiento, se pintaban tres veces al año. Las primeras avenidas cuyos pasos de peatones recibieron pintura fueron Federico Anaya, María Auxiliadora y Portugal. Por primera vez en la historia de Salamanca los barrios conocieron la pintura en sus calles, no solamente las grandes avenidas.

— oOo —

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba