Jesús Málaga

Rondas

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

Salamanca se colapsaba todos los veranos con el paso de los portugueses. Los últimos días de junio y primeros de julio se formaban filas de coches interminables antes de llegar a la ciudad por la carretera de Valladolid procedentes de Europa. El problema se acrecentaba cuando llegaban las vacaciones de agosto. Las colas de vehículos se hacían kilométricas. En los años previos a la apertura de la Ronda Exterior llegaron a ser de diez kilómetros en las horas punta.

La ciudad estaba indefensa, no podía soportar el tráfico propio y el que, en avalancha, se producía cada verano. Modificamos el tráfico, haciendo algunas calles de dirección única para que los vehículos en tránsito pasaran por Salamanca lo más rápido posible y abandonaran el suelo urbano cuanto antes. Reconducimos el tráfico desde la Glorieta por Álvaro Gil, una calle tranquila que pasó a ser la de más tráfico y la más ruidosa de Salamanca. Sus vecinos se enfadaron con razón, pero según la Policía Municipal no había más remedio si queríamos que el problema del paso de los portugueses no se agravara aún más.

Otra de las medidas ya había sido puesta en práctica por nuestros precursores en el cargo. Se ponía en la calle la totalidad de la plantilla de la Policía Municipal que trabajaba en estrecha colaboración con la Guardia Civil de Tráfico, se suprimían las vacaciones y se destinaban todos los efectivos a dirigir el tráfico.

Desde el principio nos dimos cuenta que teníamos que apostar fuerte por solucionar el problema definitivamente, para siempre. Había que arreglar la primera ronda, la que conocemos en Salamanca como Circunvalación, que estaba en una situación lamentable, con un piso lleno de baches y no pocos socavones, y acelerar la construcción de la Ronda Exterior que sacara el tráfico interurbano fuera de la ciudad. Para lograr mayor fluidez en el tráfico también había que acometer la ronda intermedia, la Avenida de Salamanca.

— oOo —

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba