Deportes

Opinión / El CD Guijuelo no hace… para deshacer

La Junta Directiva sigue sin tomar decisiones ni dimitir pese a fracasar esta temporada

No hacer para deshacer… eso es a lo que se está dedicando la Junta Directiva de un Guijuelo que camina hacia el abismo más absoluto.

Los que mandan (o al menos algunos) se están dedicando a dejar pasar el tiempo, a dejar que el reloj corra lo más lento posible para ver si algunos se cansan de esperar; o, en su defecto, a que se marchen porque la situación es insostenible. En muchas ocasiones, no hacer es bastante más dañino que tomar decisiones; pero claro, esto último implica algo de lo que carece la actual junta directiva: valentía.

De la foto que encabeza esta noticia, hay tres personas que ya no forman parte del organigrama del club (Astu, Chus Muñoz y Chuchi Jorqués) a los que hay que sumar el director de la cantera, Toni Aznar, quien presentó su renuncia hace escasas fechas cuando acabe la temporada.

El caso de Astu es el único comprensible dada la mala temporada del equipo, que se ha saldado con un doble descenso, y que le señala como uno de los máximos responsables; hasta ahí estamos todos de acuerdo, pero ni en este caso han actuado bien. Es más, si la salida del DD del club es más que justa, detrás debería ir una Junta Directiva que ha fracasado y suyo, solo suyo, es el doble descenso de categoría, que no se le olvide a nadie…

El siguiente en abandonar por la pasividad de la directiva ha sido el director de la cantera del Guijuelo, Toni Aznar, quien dejará su puesto al finalizar la presente temporada porque no le gusta el rumbo que están tomando las cosas; con su salida, la cantera puede quedar desmantelada.

Otro que ha dicho basta ante la pasiva, incomprensible y sospechosa actitud de los máximos gestores del Guijuelo ha sido Chuchi Jorqués, a quién no le han dado una respuesta sobre su continuidad en el club. Como el que calla otorga, ha sido el técnico palentino el que ha tenido la valentía de hacer público lo que la directiva no quiere. Por extensión, su segundo Chus Muñoz, tampoco seguirá.

La situación de la todavía directora general, Natalia González, también es muy complicada, ya que pese a que la directiva se cansa de decir a los medios que la quiere a toda costa, la realidad es mucho más distinta de lo que parece, porque han puesto en entredicho su figura; y eso es de todo menos justo.

No hacer para deshacer es la peor y más ruin manera de actuar contra unas personas que sienten el Guijuelo dentro, que lo viven y lo sienten igual o más que todos y cada uno de ellos. A veces, ‘poner pasta’ no es suficiente para manejar a las personas como si fuesen cochinos de cebo, de cebo campo, lechones o tostones; todo es mucho más serio que eso.

Igual por no hacer o hacer a espaldas de… se pierde una oportunidad de oro; y el Guijuelo no está para tonterías.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba