fbpx
Opinión

¿Conoces el yin yoga?

 

Hola yogui, bienvenido a este espacio dedicado al yoga. Esta semana te propongo un estilo de yoga diferente. ¿Conoces la práctica del yin yoga?

Hace cosa de un año y medio os contaba diferentes formas de practicar yoga. Entre algunos de esos estilos, que vimos con una pincelada, os hablé del yin yoga. Y os decía: “Yin yoga es un tipo de yoga suave que busca que los músculos estén muy blanditos y relajados. Aquí sí que te encuentras con la estaticidad, ya que las asanas se mantienen entre 3 y 5 minutos; sí, como has leído. Le encanta a este yoga la sensación a nivel fascial, ese magnífico tejido conjuntivo que está por todo tu cuerpo. Acompañado de un bonito trabajo a nivel mental. Sales con una sensación muy blandita y rica de esta práctica”.

Pues hoy te cuento más sobre su práctica, ya que después de unos años ha vuelto a mi vida, y las casualidades no existen. Así que lo estoy incluyendo en mi práctica hace unos meses, y también lo estoy compartiendo en clases regulares.

El yin yoga es un yoga moderno que llegó a Occidente hacia finales de la década de los 70. Introducido por Paul Zinc, que es maestro de artes marciales y yoga taoísta. Está relacionado con conceptos de la medicina tradicional china como los meridianos energéticos.

¿Qué trabajamos en yin yoga?
Trabajamos el soltar, la liberación y la relajación del cuerpo físico. El trabajo del cuerpo y la respiración se enfocan en liberar el tejido conectivo, conocido como la fascia.

¿Qué vas a encontrar en una clase de yin yoga?
Vas a encontrar una forma de practicar yoga suave y pausada con ambiente meditativo. También trabajo a través del cuerpo con posturas, muchas de suelo, mantenidas de forma pasiva durante unos dos a cinco minutos. Encontrarás un estiramiento más profundo de tus músculos.

Beneficios del yin yoga:

  1. Calma tu cuerpo.
  2. Estira de forma profunda todos tus músculos.
  3. Aporta estabilidad a tus articulaciones.
  4. Desbloquea, calma y equilibra tu mente.
  5. Revitaliza tu energía.
  6. Mejora tu flexibilidad.
  7. Te ayuda a meditar durante y después de la práctica.
  8. Cultiva la gratitud hacia tu cuerpo.

El propósito del yin yoga es que la energía vital (prana) pueda movilizarse por todo tu cuerpo a través de los canales energéticos. Estos son conocidos como los meridianos, en la medicina china, y los nadis, en la medicina india, el ayurveda.

Así que si te llama la atención, dale una oportunidad y complementa tu práctica habitual de yoga con el yin yoga. Te espero.

Que tengas un buen día y cuides tu energía.

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba