fbpx
Opinión

En recuerdo de Ana Orantes

El otro día acabé, no sé bien cómo, en una noticia que hablaba de la muerte de Ana Orantes. Aquí puedes leer más detalladamente sobre su historia. Te aviso que es desgarradora.

En 1997 Ana Orantes fue brutalmente asesinada por su exmarido después de 40 años de maltratos.

Ana denunció los hechos en televisión, y pocos días después, aquel señor, por llamarlo de alguna manera, la quemó viva.

El resto es historia porque su caso impactó tanto en la sociedad que a partir de entonces las movilizaciones se incrementaron, hasta que llegó la reforma del código penal.

No voy a entrar en temas políticos, no va conmigo. A mí ni los lilas, ni los verdes, ni los azules, ni los naranjas, ni los amarillos, ni los rojos me representan, así que hablo por mí, no por lo que digan ellos.

No sé si me he dejado algún color, pero en ese caso, tampoco esos me representan.

La violencia de género sigue siendo una realidad terrible en la mayoría de países del mundo.

Estos días se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre) y si miras la cifras del enlace que te he dejado, son desgarradoras.

Y ello no me hace olvidarme de otros tipos de violencia, faltaría más.

Si un abuelo es maltratado por sus nietos, eso es violencia. Si soy mujer y mi pareja que es una mujer me maltrata, eso es violencia. Si en el cole me pegan palizas o me humillan, eso es violencia.

La violencia es horrible, la ejerza quien la ejerza. Y el volumen de lectores de este diario es lo suficientemente grande como para inferir que hay unas cuantas personas maltratadas que estáis leyendo estas líneas en este momento.

Si alguna vez has experimentado el maltrato, sabes lo difícil que es sobrellevar algo así. Y si lo vives de forma habitual, estas palabras son especialmente para ti.

Nadie se merece vivir en el estado de indefensión que se vive cuando alguien abusa de ti.

Nadie se merece sentir que no tiene derecho a ser libre, a ser respetado, a ser tratado con dignidad.

Visualizo las palabras de Ana Orantes aquel día en televisión y se me parte el corazón. Pienso en todos los casos que he vivido de lejos y de cerca, y se me parte el alma. Es algo realmente traumático.

No es justo que tú estés pasando por algo así.

No sé si tu situación tiene solución o no, pero muchas lo tienen, por extremadamente difícil que parezca.

Así que, si alguien está ejerciendo violencia sobre ti, háblalo con alguien, con una amiga, con tu tutor, con tu médico de cabecera, con tu prima, con quien tú quieras, pero no te lo guardes para ti.

Te envío mucha fuerza y muchos ánimos si estás viviendo algo así.

Si deseas recibir más reflexiones, anécdotas y estrategias para sobrellevar mejor la vida cotidiana, puedes registrarte aquí.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba