fbpx
Cosas de la vida

En qué consiste la enfermedad del beso

Una infección causada por el virus de Epstein-Barr

Tras el hallazgo que relaciona la enfermedad del beso con el origen de la esclerosis múltiple, se ha generado un gran revuelo sobre esta enfermedad. Las principales cuestiones son acerca de los síntomas, las causas o el tratamiento de la enfermedad causada por el virus de Epstein-Barr. 

Un estudio realizado en la Universidad de Harvard ha señalado que virus de Epstein-Barr, causante de la mononucleosis o enfermedad del beso, estaría detrás del desarrollo de la esclerosis múltiple. Este virus, denominado herpes humano 4, es uno de los más frecuentes en los seres humanos. Se propaga mayormente por medio de líquidos corporales, especialmente la saliva, y su periodo de incubación tras el contagio es de cuatro a seis semanas.

La mononucleosis es una enfermedad contagiosa, frecuente entre adolescentes y adultos jóvenes. Sus síntomas se pueden desarrollar de forma progresiva. Los más comunes son: fatiga extrema, fiebre, dolor de cabeza y/o de garganta, malestar, ganglios linfáticos inflamados en el cuello y las axilas, hígado o brazo inflamado, y sarpullidos en la piel. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) detallan que normalmente se mejora “en dos a cuatro semanas”. Además, la enfermedad suele resolverse por sí sola, por lo que quienes la hayan pasado han desarrollado anticuerpos y no la contraerán.

Normalmente no se producen complicaciones, pero en ocasiones puede provocar un aumento del tamaño del brazo y, en casos graves, puede generar una ruptura. “Esto produce un dolor agudo y repentino en el costado izquierdo de la parte superior del abdomen”, explican desde la Clínica Mayo. Algunas otras complicaciones graves pueden ser los problemas hepáticos, como una inflamación del hígado leve. Otras menos frecuentes podrían ser la anemia, los problemas del corazón, o las complicaciones en el sistema nervioso.

Frente a la mononucleosis no existen ni vacuna que nos proteja, ni tratamiento. Por lo tanto, la principal herramienta consiste en la prevención. En este sentido, los expertos recomiendan seguir unas pautas básicas, especialmente higiénicas, para evitar este tipo de infecciones. En cuanto a los síntomas, se pueden aliviar a través de medicamentos para reducir la fiebre o el dolor, también son efectivos el descanso y la hidratación.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba