fbpx
Opinión

Historia basada en hechos reales

¡No a la confiscación a nuestros mayores!

«Del noveno a más de dos terceras partes». Nuestro Sistema Fiscal es confiscatorio para las rentas más bajas y lo vamos a demostrar

Cuenta la historia que el pueblo de San Felices de los Gallegos (Salamanca), por estas fechas en 1852 se rebeló contra la imposición del Duque de Alba de exigirles la novena parte de sus cosechas incluso cuando no había cosecha. Fue un 11 de Septiembre cuando ganaron judicialmente la contienda que les eximía de tamaña tropelía después de luchar y vencer a las tropas del Duque.

Pues ahora, entre Montoro (PP) y Montero (PSOE) no se exige la novena parte de la cosecha si no el 70% de la pensión anual de las personas mayores con rentas inferiores a 10.000 euros anuales que tienen que vender su casa para poder pagarse una residencia.

Y así, una persona mayor con pensión mensual inferior a 750 euros, sin otro tipo de rentas y que tiene que irse a una residencia por la que le cobran 1.500 euros ha tenido que vender su vivienda en un barrio de la ciudad que había comprado antes de 1994 para poder pagarla. Que si el Ayuntamiento cada año le cobra el IBI -el que duplicó un alcalde sin ruborizarse- y además le ha girado el Impuesto de la Plusvalía Municipal casi 1.400 euros, que si notario, que si la Hacienda Autonómica y Estatal le cobran por el incremento patrimonial casi 5.000 euros, total casi 7.000 euros, un 70% de los ingresos de esta persona que vivió la trágica guerra incivil y crió a una familia numerosa con el sueldo de empleado de su difunto marido.

Enterada por el empleado de la Caja de Ahorros de toda la vida, ahora transformada en Banco, que para evitar esta brutal estafa pública, podía hacer una Pensión Vitalicia para evitarse pagar ese dinero que necesitaría para pagar la Residencia, intentó la solución: y le hizo una «simulación». Nada, el ordenador no le dejaba, a personas tan mayores no se les puede hacer ese producto, el mismo con el que la Hacienda Pública les bonificaría el impuesto del IRPF según su reglamento.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Muy sencillo, ese partido político que siempre afirma en campaña que van a bajar los impuestos para ganar las elecciones y mejorar la economía y siempre siempre acaban subiéndolos a quienes menos tienen diciendo que no les queda más remedio dados los desastres dejados por el gobierno anterior. Ya saben desde impuestos en los recibos de suministros básicos hasta eliminar los famosos coeficientes que permitían corregir la inflación pasados quince años.

Hablamos de todos los gobiernos desde que la democracia es democracia, desde Suárez a Sánchez pero sobre todo, y en este caso real, del gobierno del Sr. Rajoy con su estrella fiscal el Ministro Montoro cuando quitó esos coeficientes correctores de la inflación y al mismo tiempo hizo una ley específica para que los muy ricos con muchos millones de euros en Suiza, cazados en la famosa lista Falciani como defraudadores, a los que les legalizó la situación con la Hacienda Pública a cambio de un diez por ciento cuando tendrían que haber pagado el cincuenta por ciento.

Y ha llegado la Señora Montero, de las que presumen que siempre defienden a las clases más «populares» y que conoce muy bien los reglamentos de Hacienda pero hace la vista gorda y no lo cambia ya que su tarea es «defender las arcas públicas» ya que les da pánico subir los impuestos a quienes se van, una vez más, de rositas.

Quien hasta aquí ha sido capaz de leer, si tiene sangre en las venas, ha llegado el momento de rebelarse una vez más contra las injusticias todas y sobre todo las que afectan a nuestras personas mayores que no se pueden defender por cosas de la edad como en su día hicieron los de San Felices de los Gallegos dos siglos antes.

Esto nos recuerda a los tiempos de los más famosos bandidos españoles de finales del siglo XIX con el Pernales a la cabeza.

Por. J. L. Cibis. 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba