fbpx
Jesús Málaga

Comienzan a verse las mejoras en el transporte

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

Salamanca de Transportes se puso enseguida manos a la obra, adquirió 15 autobuses marca Pegaso, modelo 5317, con 80 plazas de capacidad cada uno de ellos. Empezó a funcionar con cinco líneas: Estación-Alambres- Buenos Aires, con 38 paradas, Pizarrales-Carretera de Aldehalengua, también con 38 paradas, Garrido-La vega, con 37 paradas, Puente Ladrillo-Avenida de Filiberto Villalobos, 41 paradas, y Plaza Mayor- Ciudad Jardín con 34 paradas. Esta última era completamente nueva, las otras cuatro existían, pero con novedades en los itinerarios.

Las frecuencias fueron establecidas en ocho minutos como mínimo y veinte de máximo. La media se establecía en quince minutos. Los horarios de lunes a viernes se establecieron de 6,30 de la mañana hasta las 12 de la noche. Los domingos y festivos comenzaban más tarde, a las ocho de la mañana.

La nueva empresa inició su andadura en mayo de 1987 con 18 vehículos con capacidad para 80 pasajeros, 35 de ellos sentados. Abrieron sus cocheras y talleres en el Polígono del Montalvo. Instalaron nuevas señalizaciones en las paradas, y las tarifas, como se contemplaba en el pliego de condiciones, no variaron. El billete sencillo costaba 35 pesetas, el bono de 10 viajes 250.

El precio de cada coche puesto en servicio fue de 10,5 millones de pesetas. Los pensionistas y jubilados que percibían pensiones inferiores a 42.150 pesetas, es decir el salario base de aquel año, podían viajar por 10 pesetas, y adquirir un bonobús de 10 viajes por 100 pesetas. También se podían beneficiar de los descuentos las esposas de los pensionistas.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba