fbpx
Castilla y León

Giro en la investigación del caso de Esther López

Los restos de pintura del pantalón no corresponden con los del coche de Óscar

La investigación del caso de Esther López de la Rosa se complica. Los restos de pintura hallados en el pantalón del cadáver de la joven de Traspinedo (Valladolid) no se corresponden con los del coche del principal sospechoso hasta la fecha, Óscar S.M.

El último informe que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, resultado del análisis del Departamento de Química del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, ha determinado tras el correspondiente cotejo, que los restos de pintura encontrados en el pantalón que llevaba Esther López la noche de su desaparición no se corresponden con los extraídos del paragolpes delantero del coche de Óscar S.M., principal sospechoso y última persona que habría visto con vida a la joven.

Dicho informe ya está en manos de Soledad Ortega, la juez de Instrucción número 5 de Valladolid, encargada del caso. En el documento se indica que la pintura azul del paragolpes delantero del Volkswagen T-Roc de Óscar “no se ajusta en cuanto a sus características morfológicas, composición química y color con las partículas de color azul recuperadas del pantalón de la víctima”.

La mayoría de las pruebas presentadas hasta ahora por la Guardia Civil colocaban a Óscar S.M. como el principal sospechoso de la investigación. Entre ellas, varios restos hallados en la víctima compatibles con otros del citado vehículo o la vivienda del sospechoso. Estas pruebas, junto con otras como el geoposicionamiento de los móviles de ambos y la presunta manipulación del navegador del coche, quedarían desmontadas con el último informe de la UCO.

El ‘pinchazo’ al teléfono de Óscar

Recientemente, la instructora de la causa ha dado la orden de que la Guardia Civil cese en sus escuchas telefónicas a Óscar S.M. Mientras que la Benemérita había solicitado continuar con la intervención telefónica, que ha durado tres meses, el fiscal se había opuesto. Ortega ha concluido que “ningún dato de interés se ha desvelado que pueda afectar a la presente investigación ya que el citado sospecha, y así lo manifiesta, de que sus comunicaciones se encuentran intervenidas”.

Asimismo, la magistrada ha indicado que los agentes que han estado controlando el teléfono del sospechoso han concluido que “el investigado no ha abordado los hechos”. También creen que habría dado instrucciones “muy precisas” sobre ello a las personas de su entorno. Por último, todo hace indicar que “está haciendo uso de aplicaciones de mensajería que están fuera del alcance de la interceptación telefónica”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba