fbpx
Local

La nueva Selectividad incluirá una prueba de madurez

Supondrá un 75% de la nota

La nueva Selectividad que presentó este miércoles el Ministerio de Educación a las comunidades incluirá una prueba de madurez que supondrá un 75 por ciento de la nota cuando esté implantada en el curso 2026-2027, según se desprende del borrador de Educación, al que ha tenido acceso Servimedia.

Esta es la principal novedad de la nueva EBAU, cuyos cambios serán progresivos desde el curso 2023-24 y que no estará completamente implantada hasta el de 2026-2027.

La prueba de madurez consistirá en que a partir de un dossier sobre un tema concreto de actualidad o científico, con distintos documentos, el alumno tendrá que hacer un análisis del mismo desde distintas perspectivas. Este ejercicio sustituirá a los actuales exámenes de lengua castellana, extranjera y cooficial e incluirá preguntas en distintos idiomas para evaluar las competencias lingüísticas.

El próximo curso 2023-2024 y el siguiente, los alumnos tienen que hacer cuatro ejercicios y todos ellos contarán un 25 por ciento de la nota. Así, se examinarán de historia de España, historia de la filosofía y de una asignatura de modalidad obligatoria. Ya no habrá una evaluación de lengua extranjera como tal, según indica el borrador.

A partir del curso 2026/2027, la prueba de madurez es cuando contará un 75 por ciento de la calificación y sustituirá a los exámenes de historia de España e historia de la filosofía. La idea es que esta prueba se construya sobre «las competencias específicas» de estas materias.

El borrador indica que el modelo de implantación gradual es para que docentes y alumnos puedan asumir los cambios diseñados.

Existirá la posibilidad de subir la nota, como hasta ahora, y el alumno podrá examinarse de dos de la materias de modalidad o de las generales de Bachillerato. La nueva EBAU que propone Educación tendrá que ser negociada con las comunidades y podría sufrir cambios.

Castilla y León ya ha mostrado su rechazo «frontal» a la propuesta del Ministerio, «que se niega a implantar una EBAU única» para todo el país.

«El actual sistema de pruebas diferentes, con distinta estructura y criterios de corrección dispares, genera desventajas entre los alumnos según la comunidad autónoma en la que residan». Así lo ha recordado la consejera, que ha defendido el distrito universitario único para garantizar la equidad y eficiencia, pero con una prueba de acceso único para que sea justo.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba