fbpx
Cultura

La Duquesa y Ramos Andrade ‘unen’ sus almas

Casa Lis y el Palacio de Monterrey lanzan 'Casas con alma… en Salamanca', una propuesta cultural conjunta que permite visitar ambos monumentos

«¿Por qué Casas con alma? Cuando nos hicieron esta propuesta desde el Palacio de Monterrey, Casa de Alba, nos gustó mucho la idea. Sobre todo por una razón. Ramos Andrade siempre me comentó que uno de sus mejores clientes había sido Cayetana de Alba. Siempre que la Duquesa iba a Barcelona se pasaba por el paseo de los anticuarios, por el Paseo de Gracia, y se llevaba alguna cosa. Objetos que puede que estén decorando en estos momentos el Palacio de Monterrey». Así comienza a explicar Pedro Pérez Castro, director de Casa Lis, la nueva propuesta cultural conjunta que lanzan el museo y el Palacio de Monterrey para que el visitante pueda conocer ambos monumentos con la misma entrada.

La Duquesa cuando venía a Salamanca siempre visitaba la Casa Lis. Ella misma confirmó lo que en su día le contó Ramos Andrade al director del museo, Pedro Pérez Castro. “En las largas conversaciones que mantuvimos la Duquesa y yo, comprobé que era una gran conocedora del Art Nouveau. Lo cierto es que tuvimos una relación entrañable”.

Estas casualidades van encajando y concluye en un proyecto, la unión de dos casas, el Palacio de Monterrey y la Casa Lis, cuyo maridaje será importante para la ciudad. “Notamos que ya estamos a nivel de 2019, en cuanto a visitas, pero para nosotros es importante crecer un poco. Para ello, es necesario subir la oferta turística de calidad”, señala Pérez Castro.

De derecha a izquierda: María Jesús Mancho Duque, patrona de la Fundación Manuel Ramos Andrade; Pedro Pérez Castro, Director del Museo Casa Lis; Álvaro Romero Sánchez-Arjona, Director Cultural de la Fundación Casa de Alba; Jennifer de Castro, gerente del Palacio de Monterrey; Valentín Pérez y Eduardo Íscar, patronos de la Fundación Manuel Ramos Andrade.

El proyecto Casas con Alma va en esta línea. No quieren, ni Casa Lis, ni la Fundación Casa de Alba, que sea una cuestión mecánica de una visita conjunta, sino de explicarles a los visitantes, que cada vez buscan más el turismo de experiencias, que esto es una unión de dos casas que tienen vida y alma. “Además, vamos a hacer otro tipo de actividades conjuntas, como presentaciones de libros, y en un futuro desarrollaremos un producto de mucha calidad, orientado al turismo americano”, puntualizó Pérez Castro.

El director adelantó que el Duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, está muy feliz con esta iniciativa y en breve hará una visita a la Casa Lis para poder seguir entablando conversaciones de futuro para las dos instituciones.

Por su parte, Jennifer de Castro, gerente del Palacio de Monterrey, señaló la importancia de este proyecto cultural, que enriquecerá el programa turístico-cultural que existe en Salamanca. “El visitante conocerá las dos casas emblemáticas. Las cuáles se conectan por las colecciones que tienen en ambos monumentos, desde una perspectiva más museística, como es la Casa Lis, y desde una casa vivida, como es el Palacio de Monterrey”.

Actualmente, las visitas en el Palacio de Monterrey son libres, por lo que cada uno de sus ‘moradores ocasionales’ puede gestionar el tiempo que quiera pasar dentro del palacio. “Queremos dar una libertad absoluta al visitante, para que disfruten del momento y lo combinen con otros monumentos de la ciudad”, apuntó Jennifer de Castro.

La propuesta de unir ambas casas partió de la Casa de Alba, ‘guante’ que supieron coger muy bien desde Casa Lis, que llevaban un tiempo dándole vueltas a la posibilidad de unir fuerzas. “Además, está Adoratrices aquí al lado, por lo que surgió casi de manera natural. Fue muy sencillo, porque el interior de ambas casas tiene mucho en común. Las piezas que están en la Casa Lis podrían decorar el Palacio de Monterrey», apuntó Pérez Castro.

Jennifer. ¿Es posible que piezas de otros palacios de la Fundación Casa de Alba se puedan ver en la Casa Lis?
¿Por qué no? Todo es hablarlo.

***** La colaboración comienza este viernes 2 de septiembre. La entrada es de 8 euros para acudir a los dos monumentos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba