fbpx
Jesús Málaga

San Pedro Ad Víncula y las ruinas de San Francisco El Grande

JESÚS MÁLAGA: ‘Desde el balcón de la Plaza Mayor’ (Memorias de un alcalde)

La compra y posterior restauración por parte de la Dirección General de Tráfico del edificio de San Pedro Ad Vincula supuso traspasar el Barrio Antiguo a la hora de intervenir en el patrimonio artístico de la ciudad. Este palacio de los marqueses de Castellanos ha quedado recuperado como ejemplo de bien hacer por parte de la Administración del Estado a instancia de la administración local.

En otro lugar de estas memorias doy a conocer los pormenores de esta acción que llevó a cabo José Luis Martín Palacín y que hizo que la corporación le premiara con la Medalla de Oro de la ciudad.

Propuse sacar las ruinas de San Francisco el Grande a la Vaguada de la Palma, junto al Palacio de Congresos. La Comisión Provincial de Patrimonio se opuso.

Posteriormente, intenté que se hiciera una capilla penitencial en lo que quedaba de la iglesia de los franciscanos, accediendo desde la iglesia de los capuchinos. Tampoco vieron con buenos ojos la propuesta. Creo que esta última debiera ser considerada de nuevo, ya que no se interviene en las ruinas, que quedarían aisladas del hielo y la lluvia por una zona acristalada.

En una de las inauguraciones de curso de la Universidad Pontificia reparé en el deterioro de los lienzos de las pinturas que adornan el cabecero y los pies del Aula Magna. Propuse al Ayuntamiento que se concediese una subvención para su restauración.

Con la intervención en la Pontificia y en el órgano realejo de Salinas de la Catedral Vieja comenzamos una nueva forma de trabajo que será el más importante en el futuro, la recuperación del patrimonio artístico del interior de nuestros monumentos. En enero de 1985 la Comisión Municipal Permanente concedió 400.000 pesetas para la restauración de los órganos de Salinas y de la Capilla Dorada.

La Diputación aportó la misma cantidad. Al final la recuperación del realejo de Salinas ascendió a 2.480.000 pesetas que aportaron las dos instituciones, un poco más del 50%el Ayuntamiento. La obra corrió a cargo de Arrizabalaga, organero especializado en la recuperación de órganos realejos del siglo XVI.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba