Opinión

El precariado toma posiciones

En pocos años hemos pasado de la convivencia a la subsistencia, del equilibrio social a la fractura. Teníamos unas cotas de igualdad que se le han hecho intolerables no se sabe muy bien a quién, y se ha invertido el trasvase rentas. Antes era desde los que más tenían hacia los menos favorecidos y hemos revertido ese proceso.

¿A esto lo llaman recuperación? Supongo que los receptores de esas rentas han recuperado lo que consideran suyo. Todo empieza a estar como Dios manda y recuperados ellos, recuperados todos.

Siete años después del estallido de la crisis no se ve la salida del túnel y, lo que es peor, a nadie con la linterna para dar con ella.

[pull_quote_left]Hay quien se vanagloria por el crecimiento de unas décimas del PIB y de que ya no haya miedo a perder el empleo. Lo que no hay es empleo.[/pull_quote_left]No solo no se ha recuperado a los que ya estaban mal antes de la crisis, sino que la bolsa de la exclusión ha crecido, se ha ido alimentando con la clase media baja. El precariado, la nueva clase social. Los que antes eran asalariados y ahora viven en precario, los que más crudo lo tienen para desandar el camino desde la pobreza en la que han caído en un plis plas. También los que han hecho una carrera y ni siquiera han tenido la oportunidad de trabajar.

A base de recortar derechos, libertades y el estado del bienestar hemos generado una debilidad económica, moral y ética que debería hacernos sonrojar. En lugar de eso hay quien se vanagloria por el crecimiento de unas décimas del PIB y de que ya no haya miedo a perder el empleo. Lo que no hay es empleo. El precariado ni lo tiene ni lo espera, y si le llega será en unas condiciones que no le permitirán abandonar su nueva circunstancia.

¿Es esto lo que queremos?

— oOo —


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba