Opinión

Cristianos y Mesis

El deporte es algo más que ver tu cara en la primera página de un periódico o abriendo un informativo. Los grandes medios de información invierten horas de trabajo y minutos televisivos en hablar de… ¿deporte o de deportistas?

Los medios están consiguiendo que los niños tengan como modelo de deporte sólo a aquel que consigue grandes titulares y sumas ingentes de dinero. Si hacemos un estudio real de los deportistas que llegarán a ser profesionales, nos damos cuenta que, sólo uno o dos lograrán estar en la élite de la suma total de disciplinas que practiquen.

Aproximadamente quince salmantinos, repartidos entre varias especialidades deportivas, están en el máximo nivel, no en todos los casos en situación profesional. Si además entendemos que la vida deportiva profesional es de unos 12 años, podemos afirmar que es casi imposible que más de dos deportistas de toda Salamanca consigan ser profesionales.

[quote_box_left]Quince salmantinos, repartidos entre varias especialidades deportivas, están en el máximo nivel, no en todos los casos en situación profesional. Si además entendemos que la vida deportiva profesional es de unos 12 años, podemos afirmar que es casi imposible que más de dos deportistas de toda Salamanca consigan ser profesionales[/quote_box_left]Teniendo en cuenta esta realidad, nosotros en el colegio Sagrada Familia, Siervas de San José, tenemos la suerte de contar en la actualidad, con cinco ex-alumnos que se dedican de manera profesional al deporte y además concurren, todos ellos, en un margen de tres generaciones.

Como es de suponer, este hecho no es lo más frecuente, lo más probable es que ese porcentaje sea inferior pero como los medios de comunicación sólo hacen publicidad del deporte de alto nivel, los alumnos que a edades tempranas no tienen la oportunidad de formar parte de este grupo de élite, terminan por abandonar, acompañados por una sensación de fracaso.

Los educadores, padres, instituciones y la sociedad en general debemos tomar conciencia de que la visión que nos muestran los medios de comunicación no es deporte sino espectáculo.

La solución a este problema comienza porque los alumnos vean la práctica deportiva como algo saludable y, sobre todo, divertido. Que los padres no proyecten en sus hijos sus propios fracasos, es decir, no pueden pretender que sus hijos se conviertan en Cristianos o Mesis.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba