Opinión

Ciudadanos se tiñe de azul

La verdad es que prometía mucho la idea de regenerar la derecha política desde la misma derecha gracias a la irrupción de Ciudadanos. Así no habría acusaciones de conjuras judeomasónicas, ni lindezs semejantes que incluye el argumentario de los comunicadores del PP para que sus dirigentes repitan en público disciplinadamente.

Eso le ha permitido a C’s recibir votos del PP e incluso del PSOE, de los descontentos con la corrupción del PP y de quienes han apoyado a C’s sin ser de derechas, pero los han votado para reforzar sus opciones de entrar en el Ayuntamiento de Salamanca y contribuir al cambio, a la limpieza, a que el Consistorio funcione a través de sus órganos institucionales y no se decida en las cañerías todo lo relevante.

Gracias a esa promesa un partido cuya única medida más o menos plausible era limpiar el Ayuntamiento ha obtenido una representación decisiva. Los salmantinos no le exigieron más. Le dieron ese inmenso poder a Ciudadanos, pero ellos no han tardado ni un minuto en defraudar esas expectativas.

[pull_quote_left]Un partido cuya única medida más o menos plausible era limpiar el Ayuntamiento ha obtenido una representación decisiva. Los salmantinos no le exigieron más. Le dieron ese inmenso poder a Ciudadanos, pero ellos no han tardado ni un minuto en defraudar esas expectativas.[/pull_quote_left]Bien sea porque desconocen la influencia de la red de cañerías consistoriales, donde se reparten prebendas, se deciden contratos, se distribuye dinero entre los medios de comunicación afines por su contribución al sostenimiento del régimen, y todas esas pequeñas cosas que hacen que la poltrona sea tan adictiva. O bien sea porque entran en juego cálculos electorales pensando en las generales de noviembre, y es preferible permanecer en la retaguardia, ver los resultados electorales y en función de ellos decidir echar a la hoguera a los alcaldes a los que ahora han librado de la quema, como a Mañueco.

Para entonces igual ya es tarde y después de teñirse de azul C’s no podrá recuperar su tono vitaminado naranja para tener algo ilusionante que ofrecer a los votantes. La confianza se tarda una vida en conseguirla, pero se puede perder en un segundo.

— oOo —


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba