Jesús Málaga

La casita de Nazaret

En el convento de las Madres Agustinas se encuentra una de las mejores pinacotecas de Salamanca y uno de los conjuntos pictóricos barrocos más importantes de España. El cuadro de la Purísima de Ribera que preside la iglesia es el exponente mayor de un nutrido número de cuadros de diversos autores, distribuidos por las dependencias del convento, dentro y fuera de la clausura.

En el interior del monasterio se guardan tres joyas desconocidas para la mayoría de los salmantinos. La Casa de Nazaret, la custodia de los Monterrey y la réplica de la Sábana Santa de Turín.

La más original es el Belén Napolitano del siglo XVII. Se trata de veinte figuras cobijadas en la casa de Nazaret, cuyas paredes están pintadas a la manera de Lanfranco. La construcción en madera se encuentra en perfectas condiciones de conservación y consta de tres habitaciones: cuarto de estar, taller de San José y cocina. Las figuras son móviles, de cartón piedra.

[pull_quote_left]El Belén italiano de las agustinas de Salamanca fue un regalo del conde de Monterrey Alonso de Acevedo y Zúñiga a su hija bastarda, que con solo siete años ingresó en el convento[/pull_quote_left]Se representan los pasajes clásicos del nacimiento, adoración de los pastores y de los Reyes Magos. También aparecen escenas más difíciles de ver en otros belenes como la circuncisión, los trabajos de San José o las distintas edades de Jesús. Por el contrario no se han representado las escenas de taberna o de carácter profano, tan frecuentes en los nacimientos napolitanos.

El Belén italiano de las agustinas de Salamanca fue un regalo del conde de Monterrey Alonso de Acevedo y Zúñiga a su hija bastarda, que con solo siete años ingresó en el convento.

— oOo —

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba